La tienda de conveniencia 7-Eleven realizó una tarea de entrega especial mediante un dron. Esta orden consistía en llevar hasta domicilio rosquillas, café y sándwich en una casa de Reno, Nevada en Estados Unidos.

El retailer se asoció con Flirtey, una startup que fabrica y desarrolla software y aviones no tripulados. Hay que decir que tanto 7-Eleven y Flirtey han venido elaborando este proyecto de entrega por aire para mejorar el servicio de entra a domicilio.

Flirtey también diseña embalajes especiales para transportar los productos, y así los drones puedan realizar mejor su trabajo.

De acuerdo con la empresa, el objetivo es entregar con drones, no solo a nivel local sino también expandir el servicio a la mayor parte de los Estados Unidos y en un futuro en otras partes del mundo.

Sin embargo aún no se ha dado a conocer si se lanzará oficialmente el servicio, aunque fuentes cercanas a la empresa afirma que las primeras entregas en masa se realizarán a partir del segundo semestre de 2017.

Por otro lado 7-Eleven debe esperar la aprobación de la FAA (Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos) que en estos momentos está investigando y creando nuevas reglas para las aeronaves no tripuladas en la nación americana.

Fotos: Redes sociales

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL