Blockchain: ¿qué es y para qué se usa? Un enfoque práctico

72

En la columna anterior les platiqué sobre las cryptomonedas, sin embargo, para entender mejor lo que es una crypto, es importante explicar qué es la tecnología blockchain y por qué esta es el motor que le da vida a dichos elementos, entre muchas otras características

Blockchain, como su nombre en Inglés lo dice, es una cadena de bloques. En este caso módulos de información encriptada, organizada de forma secuencial en los segmentos y que reside en una red mundial.

Esta blockchain se distribuye en dicha red de computadoras y, ya que funciona como un libro de contabilidad o libro “mayor”, registra entradas, salidas y a quién pertenecen los datos,  por lo que también se le conoce como la “distributed ledger technology” o DLT.

Uno de los usos más conocidos de blockchain es la creación de cryptomonedas, pero esa es sólo la punta del iceberg.

Se considera que la blockchain cambiará drásticamente la forma de hacer negocios no solo en el presente sino en el futuro.

Hay blockchains públicas y privadas. Entre las públicas podemos encontrar Bitcoin, Ethereum, Stellar. Las privadas no son tan fáciles de identificar, precisamente por ser privadas. Pero la diferencia, a pesar de que el nombre lo deja claro, es que al usar una blockchain pública se utiliza la moneda o token nativo y las reglas inherentes a dicha serie de módulos: usualmente el código es abierto y se puede bajar un nodo completo o por partes dependiendo de si quieres hacer un Smartcontract, token o DAPP.

Las privadas tienen código cerrado, con lo que se debe establecer contacto con el dueño del blockchain y seguir sus protocolos en caso de querer usarlo. Usualmente las startups optamos por utilizar una pública, por la facilidad en cuanto a obtener el código, rapidez de publicación y costos reducidos. 

Pero, ¿por qué se dice que Bblockchain revolucionará el mundo? Las razones son en realidad sencillas, transparencia, trazabilidad, confiabilidad y descentralización.

Blockchain empodera los negocios persona a persona (P2P). Pesemos en un banco tradicional. Este es el típico ejemplo de un negocio centralizado con un “ledger” centralizado sin transparencia.

Por ejemplo: El Banco X cobra una comisión en la cuenta de cheques del cliente Individuo 1. Esta persona reclamará al banco sobre la comisión, pero no puede alterar el registro. Habrá una decisión unilateral por parte de alguien del banco sobre si procede la reclamación o no.

Esto no pasa en blockchain, nadie puede tomar decisiones unilaterales. Son decisiones en consenso por parte de alguna de las computadoras distribuidas en el mundo que pueden registrar en la blockchain. Este cambio fundamental en la forma de registro de las transacciones y el poderle dar seguimiento de origen ha sido el motivo de la creación de cientos de nuevas empresas buscando crear modelos disruptivos en todos los sectores. Esto, sin duda, se traducirá en mejor oferta de productos a los consumidores, con menores costos, más transparencia y seguridad.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL