Credit Suisse, la empresa de servicios financieros de Suiza, publicó su informe anual en el que destaca que prácticas como la igualdad de género y la inclusión del colectivo LGTB son fórmulas de éxito asegurado, debido a que son hasta tres puntos más rentables en el mercado. Esto llega a ofrecer grandes beneficios económicos a las empresas que practican estas políticas.

El amplio informe de la entidad bancaria desmonta viejos mitos empresariales y consigue situar en su justo valor a un término cada vez más habitual en el mundo empresarial: la diversidad. Y es que los datos con los que se ha encontrado Credit Suisse son más que rotundos.

En el documento destaca que las juntas ejecutivas que incluyen a mujeres, así como el fomentar la visibilidad y equidad del colectivo LGTB se han convertido en las más eficientes de todo el mercado.

De este modo, la diversidad y la inclusión han pasado de ser elementos secundarios que aportaban un mayor valor a la marca y mejoraban el engagement empresarial a convertirse en unas piezas fundamentales a la hora de hablar de beneficios empresariales.

Aquellas empresas con al menos una mujer en su directiva han obtenido unos resultados notablemente mejores en bolsa al subir 3.4% más en comparación al año pasado que aquellas en las que la dirección está compuesta exclusivamente por hombres.

Del mismo modo, las que apoyan al colectivo LGTB han superado al mercado en 3 puntos porcentuales anualmente durante los últimos seis ejercicios.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL