En 2017, en el sector retail de España hubo una tendencia en crecimiento de los establecimientos físicos, esto representó la recuperación económica de los consumidores españoles.

Ese año, el sector también enfrentó varios retos como la inestabilidad política, la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, le llegada de un nuevo presidente en Francia.

Sin embargo, el panorama para el sector en 2018 es distinto y con altas expectativas. De acuerdo con el estudio “El retail europeo en 2018” de GfK, el retail físico en España crecerá un 2.9 por ciento este año respecto a 2017.

El informe estima que el volumen de negocio del retail físico en los 28 países de la UE crecerá un 2.1 por ciento este año. Los países que lideran el sector son del Este de Europa como Rumanía (+7.5 por ciento), República Checa (+6.5 por ciento), Hungría (+6.0 por ciento), Bulgaria.

En tanto, países con economías más desarrolladas generan incrementos más moderados como Luxemburgo con 4.2 por ciento, Suecia con 3.8 por ciento o Austria con 3 por ciento. Por otro lado, España prevé un crecimiento de 1 por ciento, o Francia con un 2.4 por ciento.

Este último aspecto ha disparado alarmas en el mercado europeo. Por eso, nuevos formatos han liderado el sector como las tiendas express. Por ejemplo, esto ha llevado a Carrefour a cerrar más de 200 supermercados en Francia, debido a que la compañía planea extender un formato de tienda más pequeña.

Sin embargo, cadenas de supermercados como Lidl, han fijado su posición de seguir creciendo en el mercado español. Recientemente, anunció una inversión de cerca de 25 millones de euros para la apertura de seis tiendas en el mes de junio en España.

Los nuevos puntos de venta contarán con características distintas a los formatos anteriores. Por ejemplo, serán construidos bajo los criterios de eficiencia energética y sostenibilidad medioambiental, que se traducirán en una mejor experiencia de compra.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL