En el último año, El Corte Inglés ha invertido una cifra de negocio significativa para optimizar su experiencia de compra, a través de su servicio (con una atención más personalizada), surtido (una mayor oferta comercial) y la especialización.

La búsqueda de especialidad ha llevado a El Corte Inglés ha vender su  cadena especializada en productos y servicios ópticos y de audición al grupo holandés GrandVision; con esta adquisición la firma holandesa se convertirá en socio preferente de El Corte Inglés, con la finalidad de posicionar Óptica2000 en el mercado español, y generar sinergia en las operaciones y cadena de suministro.

De acuerdo con información de El Corte Inglés, Óptica2000 se fundó en 1976 en Barcelona y es el cuarto minorista óptico más grande del mercado español, con una red de 106 tiendas en toda España y dos en Portugal. La mayoría de estos establecimientos se encuentran en los grandes almacenes de El Corte Inglés con fuerte presencia en Madrid y Cataluña.

Te recomendamos: Omnicanalidad, factor clave del crecimiento de El Corte Inglés.

En 2017, Óptica2000 generó ingresos por 83 millones de euros. En este sentido, su modelo de negocio se centra en ofrecer productos ópticos y audífonos de alta calidad con un posicionamiento de alta gama, además de pruebas visuales y de audio especializadas.

Por otro lado, Optimoda en su reporte Libro blanco de la visión 2018, señala que desde 2013 hasta 2017, la facturación de la óptica española se ha elevado un 11 por ciento. Asimismo, apunta que cada una de las 10,200 ópticas que operan actualmente en el mercado español factura una media de 165,770 euros, lo que representa un crecimiento de 0.9 por ciento respecto a las cifras de 2013.

En tanto, la venta online de productos ópticos superó los 40 millones de euros en 2017 y la previsión de cierre de 2018 es de 70 millones de euros.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL