El Black Friday es una campaña promocional implementada en diversos mercados del mundo como España, Argentina, Colombia, Costa Rica, Panamá y, por supuesto, Estados Unidos, por mencionar algunos. En México, se transformó en el Buen Fin, como parte de los esfuerzos para impulsar el consumo en el mercado mexicano. 

De acuerdo con National Retail Federation (NRF), las ventas durante el Black Friday han registrado un crecimiento a lo largo de los años. En 2018, esta campaña generó en el mercado estadounidense ventas superiores a los 700 mil millones de dólares, cifra superior a las ventas de 682 mil millones de dólares en 2017, según NRF.

La campaña también ha tenido un impacto positivo en la región de Europa. Según datos de Statista, el Black Friday genera una mayor derrama económica en mercados como Reino Unido, Alemani, Francia, Italia, España, Holanda y Bélgica, donde se estima que Reino Unido lidera con una cifra de ventas que supera los 8 mil millones de dólares

Sin embargo, la campaña del Black Friday es posible que vuelva a suceder en el mercado francés, debido a que legisladores franceses han propuesto prohibir el Black Friday, porque consideran que la campaña supone un desperdicio de recursos y consumo excesivo. 

La enmienda fue presentada por la exministra de medio ambiente, Delphine Batho, y se prevé que el próximo mes se debata en la asamblea general. Además, la ministra de transito ecológica, Elisabeth Borne, criticó que el Black Friday es un evento que crea atascos de tráfico, contaminación y emisiones de gases. 

Pero si pensamos que el Black Friday es un error solo para los legisladores, es una opinión que se comparte con los consumidores franceses, ya que una encuesta realizada por OpinionWay durante 2018 en Francia, muestra que 45 por ciento de los consumidores franceses consideraron que el Black Friday es un invento para hacerlos gastar más dinero.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL