Un día sin mercadologos

1982
¿Se han imaginado un día sin respirar? ¿Sin escuchar nada o sin ver? Que angustiante es saber que la falta de una función vital puede estropear por completo todo un sistema perfecto como el cuerpo humano, que lo puede ir deteriorando y que la ausencia de una función vital puede representar la muerte.  Suena muy fuerte ¿cierto?
Así como el cuerpo humano, las compañías requieren de la presencia de las áreas vitales para su funcionamiento y que la mantienen en constante movimiento, por ejemplo, el área de mercadotecnia.
La leyenda urbana cuenta, que el puesto de un mercadologo no tiene puntos medios cuando se trata de la empatía que genera con sus compañeros, puede ser el más amado o el más odiado y ¡nadie! absolutamente nadie permanece indiferente ante sus acciones o su sola presencia.
Sea como sea, la función de un mercadologo es imprescindible para las compañías, se han preguntado qué pasaría si de pronto hubiera ¿Un día sin mercadologos?
Para mí, sería la crónica de una muerte anunciada, una campaña fallida o el Apocalipsis de la mercadotecnia, es decir:  ¡Caos total! 

En incontables ocasiones, me he enfrentado a comentarios que en tono de broma (a veces no tanto) hacen referencia a que la función de un mercadologo es de lo más sencilla. Comentarios como los siguientes:
– “¿Qué tan complicado es mandar un anuncio a los medios? “
– ” Planear e implementar un evento es como hacer tu fiesta de cumpleaños, hasta en 3 días se puede hacer”
– ” Asegurar la asistencia a un evento es pan comido, llenamos el evento invitando a todos los niveles jerárquicos de nuestros clientes, entre más gente es mejor”
– ” Las promociones son para bajar precios, vender volumen  y dar regalos en los centros comerciales “
– ” Los materiales impresos, salen más baratos en una impresora a color sencilla y en hojas de papel bond, le pegamos el Logo y ya “
– “¿Que es eso del Pantone? Con que salga verde el Logo ya con eso está bien, al fin ni cuenta se dan los clientes “
– “Análisis e investigación de mercados, ¿para qué? Nuestra marca y productos se venden solos. “
No sé a ustedes, pero a mí me parecen comentarios sin fundamento y sin conocimientos sólidos de lo que es la mercadotecnia, sé que muchos de mis colegas han experimentado disgusto al escuchar ese tipo de comentarios, a mí me pasó igual, pero ese disgusto hizo que ame cada día más mi gran pasión que es la mercadotecnia y además ha hecho que busque documentarme y aprender de las últimas tendencias a nivel mundial para hacer un marketing inteligente, estratégico, funcional y auténtico.
Ahora imaginemos cuales serían realmente algunas de las consecuencias de tener un día sín mercadologos:
1. Las campañas en medios impresos perderían el foco, porque tienen 3 pilares fundamentales: segmento, periodicidad, imagen y contenido. Si solo fuera enviar un anuncio no tendría sentido y nuestro presupuesto se perdería sin un ROI.
2. Un evento sin planeación y hecho al vapor, es decir en 3 días, tiene como resultado asistencia de la audiencia equivocada, deteriora la imagen y credibilidad de la compañía,  y nunca es una fiesta de cumpleaños, tiene un objetivo y un protocolo que cumplir dependiendo del nivel de audiencia al que está dirigido, además de que la calidad y los buenos resultados requieren de un tiempo establecido en los estándares de calidad en la planeación de eventos.
3. Las promociones no sólo son para bajar precios y ganar ventas por volumen, requieren de un análisis comparativo de precios, confirmar que el margen de utilidad no se vea afectado, en lugar de bajar precios se puede invertir en un valor agregado que atraiga la atención del público objetivo y que sea un diferenciador vs. la competencia. Generalmente van apoyadas de una campaña de comunicación y de actividades BTL en puntos de venta para generar un mayor impacto.
4. Los materiales impresos son parte de la imagen de la compañía, por ningún motivo podemos sacrificar la calidad en materiales y color, porque eso afecta la identidad que proyecta  de la marca de forma externa.
5. Los lineamientos de marca son sumamente importantes, son  parte del ADN de la mercadotecnia, cuidar los colores del Logo, tamaño, forma, tipografía, fotografías oficiales, son parte de la comunicación visual e imagen oficial de la marca, si no son cuidados con la debida responsabilidad,  impacta en la forma en que la audiencia identifique a la marca.
6. Ninguna marca o producto se venden solos, si no hubiera un análisis previo para identificar necesidades, público objetivo, medios de comunicación ideales, acciones enfocadas a posicionar soluciones y productos o a generar demanda, las ventas no serían tan dinámicas.
Como podrán ver,  la presencia de un mercadologo en las compañías es más que un puesto en el organigrama, un mercadologo tiene en sus manos el futuro de la compañía, el ¿que?, el ¿cómo? y el ¿para quién? va a dirigir cada una de las acciones estratégicas y también tiene la responsabilidad de sugerir cuándo cambiar el rumbo en caso de que los factores externos pudieran afectar negativamente los resultados.
Si una compañía fuera un cuerpo humano, los mercadologos serían el corazón de la misma, el órgano que le da vida,  que envía al torrente sanguíneo toda esa creatividad, innovación y la estrategia de mercadotecnia para lograr todo lo que se propone, conquistar mercados y e incrementar el tan codiciado market share, puedo decir sin temor a equivocarme, que a ninguna empresa le gustaría tener Un día sin mercadologos. 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL