El muro que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, planea construir en la frontera de su país con México, tendría un costo que incluso para ese país resultaría demasiado caro.

El proyecto no es cualquier empresa, pues implica una estructura que atravesaría alrededor de 3,200 kilómetros y una altura que ha variado de 10 a 20 metros, de acuerdo al día en que el entonces candidatos se pronunciaba sobre el tema durante su campaña.

En torno al costo, Trump afirmó en ocasiones pasadas que sería de alrededor de 12 mil millones de dólares. No obstante, un análisis independiente cotiza al proyecto en mucho más.

De acuerdo con analistas de Bernstein, el costo de un muro como el propuesto por el presidente iría de los 15 mil hasta los 25 mil millones de dólares. La estimación sobre las dimensiones del mismo son, en promedio, de 14 metros de alto, 1,609 kilómetros y alrededor de 2.1 metros de profundidad para evitar que algún túnel pase debajo de él.

La construcción también implicaría retos topográficos, pues atravesaría el desierto de Arizona, las montañas de Nuevo México y ríos en al menos dos terceras partes del muro, además de zonas de conservación animal, territorio Indio y propiedad privada de rancheros que, en el peor de los casos, se negarían a vender su terreno.

Tras su construcción, el mantenimiento del muro y la incorporación de 21 mil agentes fronterizos más costaría 2.1 mil millones al año.

Aunque Trump afirma que México pagaría por el muro a través de impuesto o mediante el comercio, el presidente Enrique Peña Nieto niega que recursos mexicanos financien el proyecto.

Funcionarios mexicanos se reúnen este 25 de enero en la Casa Blanca con el gabinete del mandatario estadounidense para discutir la relación comercial entre ambos país. No obstante, adelantaron que se retirarán del Tratado de Libre Comercio de América del Norte si EU no retira su demanda del muro.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL