Esta es la gran paradoja del tiempo: Se dice que nadie tiene el suficiente tiempo, sin embargo todo el mundo tiene todo el tiempo que hay.

Por otro lado, en la psicología de la administración del tiempo existe un principio muy simple y complicado a la vez: La ley del control.  Esta nos dice que te sentirás positivo en la medida en que percibas que controlas tu propia vida, dado que te invadirá una sensación negativa cuando notes que no ejerces aquel control.

En pocas palabras, te sentirás bien contigo mismo en la medida en que sientes que llevas el control de tu propia vida.

Los psicólogos se refieren a la percepción de control o no control que una persona tiene sobre los eventos que ocurren a su alrededor, y que son importantes para el curso de su propia vida. Por lo tanto, te puedes sentir responsable de tu propia vida, feliz, positivo y confiado o, contradictoriamente, puedes sentirte controlado por otros, impotente, atrapado y víctima.

Una revelación más allá de la administración del tiempo

Sin duda, todos hemos pasado por situaciones que ponen nuestra capacidad al límite. Sin embargo, administrar nuestro tiempo se trata de un recurso personal y podemos desarrollarlo.

Y para lograr el uso eficiente de nuestro tiempo es necesaria la disciplina. Básicamente, la disciplina la capacidad de pasar a la acción aunque no tengamos motivación. También tiene más significados como la capacidad de autocontrol. Es por eso, que el uso eficiente del tiempo necesita disciplina.

En efecto, la disciplina nos ayudará a:

1. La productividad en nuestro trabajo diario.

2. Un mejor rendimiento en nuestros proyectos personales.

3. Seguir una dieta.

4. Incluso lograr la excelencia en aquello que nos apasiona como tocar la guitarra, escribir o pintar.

Por otro lado, un descubrimiento reciente que realicé fue la siguiente afirmación: ¿Cuál es el uso más valioso de vida ahora? Sin duda, es la pregunta-reflexión que ha establecido una nueva medida del éxito en mi vida. Porque hay que tener en cuenta que el tiempo quizá el recurso más valioso del mundo. Se trata de algo que no se puede ahorrar, no retrocede y es imposible de recuperar.

Y si te diste cuenta, en la pregunta se menciona la palabra ‘vida’ y no tiempo, ¿por qué? Porque el tiempo es vida y la vida es tiempo. Ya decía el poeta e historiador, Carl Sandburg: “El tiempo es la moneda de tu vida. Tú debes gastarla. No dejes que otros la gasten por ti”.  Pero, para aprender a valorar realmente el tiempo es necesario realizar un pequeño proceso.

Guía para usar eficientemente tu valioso tiempo

Para mejorar tu rendimiento es imprescindible:

1. Aparta treinta minutos cada día para revisar tus metas, planes y progreso.

2. Tómate un tiempo para pensar, planear, soñar y crear.

3. Lee, revisa, reflexiona y piensa en lo que vas a hacer antes de emprender acción.

4. Tómate un tiempo para evaluar tu vida y actividades en un contexto más amplio.

Esta forma de pensar te permitirá administrar tu tiempo y aprovechar mejor tu vida. Todo el mundo pierde el tiempo, dicen es parte del ser humano. Quizá, hasta cierto punto sea bueno, desconectarse y relajarse.

Pero, si vives así, con lo que te he mencionado, revisa qué áreas de tu vida están sin control. ¿Qué es lo que te impide alcanzar tus objetivos de la manera más efectiva posible? La administración de tu tiempo depende de ti; el florecimiento de las semillas de grandeza en tu vida, depende de ti.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL