Además del involucramiento en la solución a problemas medioambientales, los retailers ahora también se ocupan de atender problemas de salud que aquejan a la sociedad, como es el caso de Coppel, a través de su fundación.

Este año la tienda departamental llevó a cabo la segunda edición de su programa social “Salud Visual”, cuyo propósito es dar atención optométrica y hacer una donación de lentes a estudiantes de escuelas públicas con padecimientos visuales y así impulsar la igualdad de oportunidades en la población infantil, y evitar que un problema visual afecte su desempeño académico.

Durante julio y agosto, en colaboración con Fundación Ver Bien para Aprender Mejor, Coppel Comunidad realizó 17,594 exámenes optométricos y benefició a un total de 7,448 alumnos, en el Estado de México y Sonora.

Puedes consultar: Coppel, una historia de logros.

Como parte de dicho programa, el retailer también emprendió una campaña denominada “Señales Invisibles”, a través de la cual se comparte información sobre el tipo de comportamiento que tiene un niño con algún padecimiento visual.

Desde el año 2017 a la fecha, Coppel ha apoyado a más de 45,000 alumnos en México, y ha otorgado anteojos a alrededor de 15,600 estudiantes, según señala la compañía.

Al día de hoy, esta empresa de retail cuenta con más de 1,500 puntos de venta en la República Mexicana, espacios comerciales en donde emplea a más de 100,000 personas, y cerca del 80 por ciento de sus ventas son financiadas mediante crédito.

Otra de las empresas que ha mostrado un compromiso constante con la niñez en México es Ferrero, pues en julio de 2018 llevó a cabo la firma para rehabilitar la Escuela Primaria “Narciso Mendoza”, así como el preescolar “Juan de la Barrera”, ambas ubicadas en la comunidad Cerro Chato, del municipio de Doctor Mora, en el estado de Guanajuato, compromiso en el que estuvo presente Christian Flavio Ríos Galicia, Presidente Municipal de Doctor Mora.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL