Antes de aventurarse a crear desde cero una marca, es preciso conocer los pasos para que este proceso sea exitoso y con el menor número de trabas posible. Con este fin, te compartimos la lista de elementos que debes considerar al momento de dar vida a tu marca.

Elementos primarios

  1. Nombre: Implica la creación del nombre comercial que llevará la marca.
  2. Identidad visual: Se refiere al diseño de todos los recursos gráficos que representarán a la marca, tales como logotipo, símbolos o alguna tipografía particular.
  3. Storytelling: Es la historia que cuenta cómo se creó la marca y no existe en todas las empresas. Pero es una buena herramienta si la historia de tu organización tiene alguna particularidad emocional o trascendente.
  4. Mercado: Establece los canales de comercialización que tendrán tus productos o servicios. Estos pueden ser puntos de venta offline o una plataforma online.
  5. Comunicación: ¿Cómo le dirás a las personas que este producto es nuevo y que lo necesitan en sus vidas? Será preciso crear estrategias que te ayuden a hacer difusión, ya sean gráficas o audiovisuales, pero que hagan llegar el mensaje a los consumidores.
  6. Target: ¿Quién va adquirir tus productos? Antes de lanzar al mercado lo que sea que tienes pensado, debes saber si existe alguien ahí afuera que lo va a comprar y bajo qué términos. Así podrás definir aspectos como el precio y las técnicas de comunicación.

Los pasos que debes seguir para dar forma a tu marca

Cuando los aspectos primarios están definidos, lo siguiente es serie de pasos que darán mayor forma a tu proyecto.

  1. Establecer objetivos: Es un hecho que antes de decidir dar vida a esta nueva marca, ya había una serie de objetivos establecidos. Sin embargo, después todo un análisis exhaustivo que surge de la definición del mercado y el target, quizá sea necesario ajustar las metas.
  2. Lluvia de ideas: Una vez que los objetivos tienen mayor claridad, habrá que idear cómo lograrlos. Una lluvia de ideas entre el equipo (no importa cuan pequeño sea) resulta ser bastante efectivo, además de concentrar la esencia de todos.
  3. Acción: Es momento de llevar a cabo las acciones que se establecieron durante la lluvia de ideas y dar vuelo a tu organización.

Este proceso podría ser necesario más de un par de veces debido a que tanto el mercado como los consumidores cambian sus hábitos de consumo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL