Uno de los grandes desafíos a los que se enfrentan las marcas es vincular la publicidad alternativa con los medios digitales. Todas dicen que lo hacen, pero en términos reales pocas realmente lo han logrado de manera exitosa.

De acuerdo con nuestro Departamento de Investigación, durante el 2016 las marcas invirtieron 48,467 millones de pesos a las acciones BTL. Se estima que el monto supere los 54 mil millones de pesos este año. Sin embargo, para lograrlo ya no debe considerarse al mobile o al mundo digital como áreas apartadas o desconectadas de todo lo que se hace a nivel publicidad y comunicación.

El mobile realmente no es algo que ha caído de otro planeta. Hay que ver al mobile como parte de una estrategia integral de comunicación y de marketing; incluye televisión, radio, impresos, etcétera. Lo digital cruza todas las áreas y hay que verlo como una parte más de la estrategia global”, comentó en entrevista Sebastián Moglia Claps, country manager de Dónde lo compro.

En tal sentido, una propuesta de valor interesante es que en una sola aplicación o plataforma el usuario tenga todas las promociones que le puedan interesar, según sus insights y hábitos de compra.

Moglia Claps asegura que bastan 30 segundos para que el usuario se sienta atraído por una oferta, por ello en su caso la idea es garantizar a los retailers el tráfico a sus tiendas, una vez que haya habido un tiempo promedio de exhibición capaz de generar engagement con el usuario.

No hay que perder de vista que en América Latina hay una penetración de telefonía móvil e Internet del 61%, y se espera que para el 2020, este porcentaje sea de 73%, según datos de Statista. Esto representa una gran área de oportunidad para las marcas que quieren ofrecer experiencias distintas a su target.

“La influencia que está teniendo digital, principalmente mobile, a la hora de decidir qué se compra y dónde es cada vez mayor aquí y en todos lados. Esto se conoce como webrooming, la investigación en digital para terminar el proceso de compra en la tienda física”, indicó el vocero.

Para desarrollar una buena estrategia de mobile vinculada con acciones BTL se tiene que conocer bien al shopper y estar al día con las tendencias. Los comportamientos cambian muy rápido y muchas veces las empresas no entienden estos cambios y por ello no toman las medidas o reflexiones necesarias para atender las expectativas que hoy los usuarios tienen y que seguirán tendiendo a medida que pasa el tiempo.

De ahí el éxito que han tenido ciertas startups como Pay it, Uber, Sin Delantal, entre otras. Dichas empresas lanzaron más que un servicio como tal, pues su foco es atender necesidades reales de mercado.   

México es un país muy abierto y con toda una generación de empresarios que tienen este modelo de negocio. En Estados Unidos, el año que viene 75% del display en advertising va a ser mobile. Y en lo que incumbe al retail, todo lo que refiere a mobile advertising no sólo será el futuro, sino el mismo presente”, advirtió Moglia Claps.

Berenice Munch, directora general de La Comuna, comentó que otra clave en la mezcla mobile y BTL es la sencillez. Como ejemplo puso la aplicación Zapachic. Aquí la idea es centralizar en una página todos los catálogos de moda que se venden en México para que las usuarias puedan acceder a las diferentes marcas de zapatos.

La estrategia es ofrecer una posibilidad de compra a través de las redes sociales y catálogos digitalizados. “Todo llegó con la tecnología del smartphone y las tabletas. Ir de puerta en puerta o sacar el catálogo en la oficina ya no es la única forma de vender. En el momento que llega la digitalización, la venta directa se vuelve más práctica e inteligente”, dijo.

De acuerdo con Munch, lo que está sucediendo es que muchas personas demandan la compra directa de un lanzamiento de manera inmediata, y su dispositivo móvil es la mejor vía para hacerlo.

Además el servicio al cliente es primordial para que los consumidores se sientan consentidos y apreciados. Por ello hay que estar en el momento preciso y propiciar una experiencia divertida no sólo para el consumidor, sino para los mismos representantes de tu marca.

Sin duda una de las ventajas que ofrecen las tiendas en línea y las aplicaciones es que el usuario se vuelve investigador y no requiere forzosamente que un vendedor funja como acosador.

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL