¿Cómo se clasifican los productos?

Saber qué tipos de productos existen sirven para conocer las estrategias que se tienen que plantear para su comercialización.

5238

En el mundo de la mercadotecnia, y especialmente en el retail, es importante saber cómo se clasifican los productos. De acuerdo con diferentes criterios su taxonomía variará. Sin embargo, es importante conocer lo básico al respecto, ya que dependiendo del tipo tengamos, será la estrategia que se planteará para promocionar, posicionar y publicitarlo.

Primera categoría de los productos

De acuerdo con William J. Satanton, Michael J. Etzel y Bruce J. Walker en su libro Fundamentos de Marketing (1996), existen dos grandes categorías en las que se pueden clasificar los productos: los de consumo y los que están destinados para las empresas.

Los productos de consumo son aquellos adquiridos por un comprador final, quien no tiene fines de lucro con ellos y cuyo consumo es personal.

En cambio, los productos para las empresas son adquiridos ya sea para la reventa de los mismos, la elaboración de nuevos insumos o para la prestación de servicios a otras personas.

Un ejemplo de los primeros es un cepillo de dientes, mientras que uno de los segundos sería una rondana usada para crear un crear un mueble que será vendido.

Las subcategorías de los productos

Los productos de consumo se pueden subdividir en cuatro ramas distintas: de conveniencia, de comparación, de especialidad y no buscados.

Los productos de conveniencia son aquellos que son muy conocidos por el consumidor y se pueden conseguir fácilmente. Los de comparación son aquellos que el comprador adquiere para contrastar la calidad y el precio, principalmente, con otros similares. Los de especialidad son aquellos por los que se tiene una particular preferencia y por los cuales las personas son capaces de invertir tiempo y esfuerzo en conseguirlos. Finalmente están los no deseados, los cuales consisten en insumos no conocidos o no deseados por el consumidor.

Los productos para las empresas, también conocidos como industriales, se pueden clasificar en cinco subcategorías. A saber, están las materias primas, materiales y piezas de fabricación, las instalaciones, equipo accesorio y suministros de operación.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL