Con el objetivo de conservar en buen estado los alimentos, y que estos estén libres de contaminantes aéreos, científicos trabajan en el desarrollo de recubrimientos para packaging que cumplan esta función.

Investigadores del Departamento de Higiene y Tecnología de los Alimentos, de la Universidad de León, en España, son los encargados de este proyecto.

Según información y datos de los científicos, hallada hasta el momento y publicada en la revista Énfasis, señala que la persistencia microbiana, tanto en la industria alimentaria como en el medio ambiente, representa un problema serio que vulnera la calidad de los productos perecederos, así como la salud de los consumidores al ingerir alimentos contaminados.

También comentan que cuando los productos están en el procesa de empaquetado o envasado, la superficies y equipos de trabajo usados pueden tener microorganismos patógenos, capaces de crear películas o biofilms en las maquinas o herramientas, que son difíciles de eliminar, y que al entrar en contacto con los alimentos, comienza un proceso de contaminación y reducción en la calidad de sus nutrientes y características.

Ante esta problemática, el proyecto consiste en la creación de recubrimientos antibiofilm, que posteriormente serían colocadas en las superficies de trabajo y materiales que se usan de forma rutinaria en el proceso de empaquetado, lo cual aislará agentes patógenos que pudieran dañar al producto, y causar un efecto adverso en la salud del consumidor.

Para verificar la eficacia y nulo riesgo de este material, los investigadores involucrados realizarán pruebas en una planta piloto, siendo láminas metálicas y maquinaria algunas de las superficies cubiertas con dicho recubrimiento.

De acuerdo con el Estudio de Packaging 2017, elaborado por el Departamento de Investigación de InformaBTL, materiales biodegradables y recubrimientos inteligentes, son las dos innovaciones tecnológicas que más valoran en un packaging.

Ciencia e innovación que impacta la industria de envasado

Para contrarrestar el sobre uso de plásticos, Dalila Rubicela Cruz Fabián, estudiante de la maestría en diseño e innovación de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), desarrolló materiales elaborados con escamas de pescado, de diferentes texturas y resistencias, para reemplazar el uso de plásticos.

Esta innovación, hecha a base de escamas de un pez conocido como tilapia, se realiza mediante un lavado y secado de dichas escamas, usando procesos físicos de temperatura y compresión.

El material derivado de este proceso tiene la característica de ser muy resistente, lo que sugiere una buena aplicación para envases y embalajes, además de que la materia prima para elaborar este material es un subproducto de la industria pesquera, la cual a la fecha no tiene un uso.

 

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL