Hace una semana llegó la primavera oficialmente y con ella los hábitos de compra de los mexicanos sufren ciertos cambios, tanto para sus compras dentro del hogar como las compras fuera del hogar.

Uno de los cambios más relevantes en primavera tiene relación con mantenernos hidratados. En las compras que se hacen a primeras horas de la mañana, la compra de bebidas (no alcohólicas) incrementa en esta temporada de llevarlas en el 45% de las ocasiones al 51%, impulsadas por jugos y néctares así como por agua natural. También en el transcurso de la mañana incrementan las veces que se compran bebidas de 52% al 56% de las ocasiones que se va de compras. A esta hora del día los refrescos y las bebidas energéticas toman mayor protagonismo en las compras.

Curiosamente en esta temporada disminuyen las veces que se compra pan dulce en la mañana e incrementa ligeramente las veces que se compra yoghurt bebible.

Siguiendo con la ola refrescante, en esta estación son los helados y paletas quienes más ganan compradores, el momento preferido y que más importancia toma es por las tardes después de la comida, aunque también cobran relevancia como postre. Incluso antes de la comida suben ligeramente las veces que se compran. En tiendas de conveniencia y tienditas de la esquina es en donde incrementan las compras en primavera. En cambio en verano, son las heladerías las que más crecen.

En cuanto a consumo dentro del hogar, los helados compran un 25% más de este producto versus el resto del año y se incrementan en 4 puntos porcentuales los hogares compradores de esta categoría. En países con mayor desarrollo de esta categoría no vemos un cambio tan alto en los consumos de los individuos, por lo tanto, esta fuerte variación en las compras de los hogares solo refleja que Helados y Paletas en México aún está en vías de desarrollo en nuestro país.

Dentro del hogar, varias bebidas ganan compradores en esta estación del año: bebidas en polvo, bebidas isotónicas, jugos y néctares, té helado, coctel de tomate, agua mineral y cervezas. En esta temporada los hogares que suelen comprar agua embotellada incrementan los litros que consumen un 4%.

En casa también incrementa ligeramente el gasto en frutas y verduras en esta temporada.

Dentro de la primavera hay un momento en el cual el consumo sufre otro cambio y es justamente por la cuaresma y las vacaciones de semana santa. En un par de semanas hablaremos un poco más al respecto de estos cambios en la alimentación en México.

Los cambios de hábitos de compra son constantes durante el año y las marcas y los retailers deben tener la mejor lectura posible de estos cambios dentro de sus negocios para sacar el mejor provecho viable a esta temporada.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL