Polonia.- La marca de vinos Casa Mariol diseñó una estrategia de Marketing Directo para impactar en sus socios potenciales y convencerlos de establecer relaciones de negocio con la casa productora.

Más notas de Mercadotecnia Directa:
Direct Marketing: la bolsa de las malas noticias
Creativo empaque de 3M elimina la contaminación sonora

La firma considera que un buen vino y una buena pluma son indispensables para una charla de negocios exitosa, así que decidió fusionar ambos elementos en un regalo único que mostrara las propiedades de los productos elaborados en Casa Mariol.

Con la ayuda científicos y técnicos especializados la marca diseñó una serie de bolígrafos cuya tinta fue desarrollada a partir del mejor carbenet sauvignon que tiene la casa productora. Después de varios experimentos lograron obtener un líquido lo suficientemente denso y brillante como para adherirse al papel, no borrarse y no manchar.

Las plumas fueron enviadas a través de correo en un empaque especial que le permitía al receptor utilizar su bolígrafo de manera inmediata al firma la orden de recibido.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL