La recolección e interpretación adecuada de los datos permite conocer mejor al consumidor.

Se han preguntado cuánto estaría dispuesta a pagar una marca por información veraz y precisa que le permita definir la intención de compra de los consumidores, las nuevas tendencias de consumo, las horas en las que las probabilidades de compra se incrementan, o los días en los que la probabilidad de éxito de un lanzamiento -nuevo producto- aumentan, entre muchos otros factores aún más minuciosos como los colores de su preferencia, o el tipo de comida que les gusta, sólo por mencionar algunos.

Sin lugar a dudas dicha información resulta invaluable, pero lo contradictorio del tema radica en que hoy en día, gracias a las nuevas tecnologías, en particular las llamadas Tecnologías de la Información (TI), ese conocimiento tan preciso del consumidor está al alcance de cualquier marca, de cualquier empresa sin importar el tipo de industria a la que pertenezca.

Encuentra más informaciónen la edición impresa de InformaBTL

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL