Apple anunció la mayor baja en sus ingresos desde 2001, esto durante la presentación de sus resultados para el cuarto trimestre fiscal de 2016.

En el periodo de los tres meses que concluyeron el 24 de septiembre, la compañía percibió 46.9 mil millones de dólares, lo que representó una baja de 9% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

La baja es atribuida a la caída en la venta del iPhone, su producto insignia, en tanto que a Wall Street le preocupa que la empresa no tenga un producto que irrumpa en el mercado como lo hizo antes con el iPod y el mencionado iPhone.

Además de su smartphone, el iPad y las Mac presentaron una caída en sus ventas. Por otra parte, los resultados del Apple Watch no fueron desglosados y entraron en el rubro de “Otros productos”.

Tim Cook, CEO de Apple, señaló que tras el iPhone 7 y el iPhone 7 Plus, estos nuevos smartphones arrancaron con ventas importantes que incluso agotaron las unidades disponibles. Sin embargo, precisó que este repunte en sus ventas no se verá hasta el próximo trimestre fiscal de la firma.

“Apple Car” sigue sin confirmarse

Durante la presentación de los resultados, periodistas cuestionaron a Cook en torno al posible desarrollo de un automóvil por parte de Apple, un rumor que ha circulado desde hace un par de años en el mundo de la tecnología.

Ante esto, la cabeza de la empresa de Cupertino afirmó que, aunque no podía hablar de rumores, el coche es un área que varias tecnologías podrían revolucionar, aunque “no hay nada qué anunciar hoy”.

Apple consiguió una participación de mercado en los smartphones a nivel mundial del 16.2% en 2015, por debajo de su principal rival Samsung, que ostentó el 22.7% del mercado en ese mismo año.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL