Hasta hace relativamente poco -menos de 10 años-, mucha gente se refería a la vida digital como nuevo medios. Hoy ya no tienen nada de nuevos y pocos saben lo que estamos viviendo como nueva etapa mediática. El término y formato “Nuevos medios” ya está en desuso y tiene un aroma a viejo. Los que eran llamados nuevos medios ya no tienen nada de nuevo.

Pero, ¿Qué está pasando y a qué etapa estamos entrando como los seres humanos? Yo lo percibo como una etapa al estilo de la edad media, una especie de Oscurantismo mediático -El Oscurantismo en nuestra historia, se refiere a el período de oscuridad de conocimiento o poco acceso al contenido para la difusión del conocimiento al público, ósea los ciudadanos de a pie que se dio en la Edad Media, en la pubertad del siglo XVI-.

Es una era de disputa intelectual de los intereses entre los medios online y lo que queda offline. No se trata de otra cosa nada más que los intereses económicos y posturas intelectuales. Justo ahora lo entiendo después de tanto desgaste para saber cómo resolver la ecuación digital para dominar el mundo.

Empiezo a atisbar las respuestas. Me refiero entender qué es lo que está pasando en medio de todo este Oscurantismo mediático. La coyuntura del ADN en los medios es así en este momento: Los medios han dejado de captar anunciantes como antes los tenían de forma cautiva y orgánica. En el transcurso de los últimos 10 años han dejado de percibir dinero de los anunciantes con el que antes contaban. Por su parte, los anunciantes y marcas están experimentando en la vida digital de las personas. Invirtiendo dinero en algo que nadie conoce en realidad a la perfección. Existen más dudas e incógnitas en los medios digitales que respuestas.

Así que aquí está el panorama real de los medios hoy: Ya no venden lo que vendían y las pautas digitales son mucho más baratas que los medios tradicionales. Los medios se pelean a los pocos a anunciantes dispuestos a invertir tradicionalmente y lo que se vende en formato digital, se vende muy barato. Por encima de los tabuladores actuales. Por ejemplo, en México, los medios masivos TV Azteca y Televisa, por primera vez en mucho tiempo, se pusieron de acuerdo en algo: Subir sus precios.

Como respuesta, dos de los principales anunciantes de consumo masivo en televisión tradicional -Unilever y P&G- por primera vez, también en mucho tiempo, trabajaron en conjunto para dejarse de anunciar ante el incremento de precios. Sumaron fuerza para decirle a la televisión tradicional mexicana “Ya no tienes el control del medio, nosotros tenemos el control porque sabemos hay otras formas de llegarle a nuestros clientes”. Total, que Nadie sabe en donde está la bolita. Y para cerrar lo que les cuento hoy. Lo haré con más preguntas que respuestas que es lo que nos comemos hoy cuando tratamos de resolver la ecuación digital. Más incígnitas que respuestas.

¿Alguien sabe perfectamente cómo vender el contenido digital?
No lo sé
¿Quién ganará la lucha de las redes sociales, será Twitter, Youtube, Instagram o Snapchat?
No lo sé

¿Desaparecerá el papel en 10 años?
No lo sé

¿Alguien domina por completo las redes sociales?
No lo sé

¿Las nuevas generaciones sólo usarán Snapchat?
No lo sé

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL

Artículo anterior¿Es recomendable adoptar un servicio de nube?
Artículo siguienteUna promoción decepcionante, con todo y el Hot Sale
Estudió comunicación en la Universidad Iberoamericana. Es maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Docente en la universidad Centro, universidad dedicada a la profesionalización de la creatividad y la mercadotecnia, donde imparte la materia de Administración de Comunidades Digitales. También ha dado clases de Comunicación, Mercadotecnia y Publicidad en la Universidad de la Comunicación, en la Anáhuac de Puebla, en La Salle, en la Universidad de las Américas de Puebla y en la UDLA de la Ciudad de México. Es un fiel aliado estratégico y operativo en la comunicación y mercadotecnia de las personas y las marcas. Fundó -y dirige- agencias de marketing de nicho y Relaciones Públicas como InTrend, The Next Marketing, InTrend Sibarita y Party Animal. Escribió los libros Las Nuevas Tribus Urbanas y Yo digital, ambos editados por editorial Kätedra. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Consejero editorial del periódico REFORMA. Ha diseñado y producido eventos para El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, BLN (Bodegas La Negrita, DSM (Alimentación y salud) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. He sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar.