El social media ha revolucionado la forma de comunicarnos entre personas, y han impuesto una manera de comunicación interactiva entre marcas y target.

Lo que antes con medios tradicionales o ATL no podía realizarse, como es la retroalimentación y reacciones difundidas por el consumidor, ahora por medio de social media este contacto inmediato, en el que además la marca puede recabar datos de primera mano que le ayuden a definir estrategias de marketing futuras, se da en cuanto una brand lanza una campaña en estas plataformas digitales.

Mediante las redes sociales se puede generar una reacción en tiempo real, y el contenido que albergan es fácil que se comparta y se torne viral, dependiendo de la publicación, algo que puede resultar un arma de doble filo porque mientras potencializa la visibilidad de una marca, si el mensaje no es claro y aborda temas delicados puede ganar enemistades y críticas negativas por parte de los usuarios.

Por esta y otras razones se sugiere que, antes de abrir una página de Facebook o cuenta en Twitter, la marca en cuestión reflexione sobre ciertos factores y considere los siguientes 5 preguntas para disminuir el riesgo de debutar de manera incorrecta en social media.

¿Quién es mi target?

Dependiendo del tipo de empresa que se tenga, los productos o servicios que se ofrezcan, y sobre todo el tipo de target o consumidor que se tiene es como la marca determinará si es conveniente tener una o más redes sociales.

Si se optó por tenerlas, es necesario que se considere siempre al target para entonces definir qué tipo de contenido se debe publicar, bajo qué formato, frecuencia y qué se busca con dicho contenido.

¿Dónde está mi consumidor?

Significa que como marca debe haber una segmentación clara del target y saber en qué medio digital se encuentran. Delimitar si son jóvenes, adolescentes, adultos mayores u otro tipo de consumidor y conocer qué tipo de red social consultan, ayudará a la marca a ubicarlos y así saber en que plataforma de social  media es conveniente estar.

¿Cómo funciona cada red social?

Es fundamental que antes de abrir deliberadamente cuentas en todas las redes sociales habidas y por haber no se pierda de vista el tipo de marca que se es, así como los productos o servicios que ofrece y el target que se tiene.

Es vital tener siempre presente para que la elección de la red social a usar sea la adecuada, claro, también teniendo pleno conocimiento de cómo funciona cada una de ellas y entonces elegir una o varias que en verdad resulten benéficas y estratégicas para la empresa.

Si tu marca no ofrece algo que valga la pena colocar en Instagram, no tiene caso saturarse de cuentas en social media.

¿Qué enfoque tendrán nuestra marca y contenido en social media?

Fundamental que tanto la imagen que se proyecte como el contenido de cada publicación sea congruente con la identidad de la marca para evitar confusiones en el consumidor, o críticas agresivas por contenido que no tiene  claridad en el mensaje, que va en contra de los valores de la marca o que muestra algo sin sentido entre lo que se muestra visualmente hablando y la tesis que se quiso mostrar.

¿Con qué frecuencia debo publicar?

Esto dependerá de qué tipo de contenido quieras generar y difundir, qué acción posterior quieras que tu target haga, y estar atento a la interacción que tiene el usuario con tu contenido. No olvides que publicar cada 5 minutos no es recomendable, porque puede caerse en lo intrusivo.

Según cifras de Statista, en 2016 se tenían registrados 2,340 millones de usuarios en redes sociales; al término de 2017 se espera el número aumente hasta los 2,510 millones, cantidad que estimaciones de la firma podría alcanzar los 2,950 millones de usuarios para el año 2020.

Decir que hay reglas exactas que determinen en qué red social estar y cómo administrarla sería algo complejo; no obstante se recomienda integrarse al menos en una, iniciar su operación y hacer un análisis de cómo se comporta para ver qué funciona y qué necesita cambios o mejoras.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL