• Con 220,791 MDD, Amazon es la marca más valiosa del mundo, muy por arriba de su competencia más cercana Alibaba, con 131.25 MMDD, según Kantar Millward Brown.

  • Del 2007 al 2019, la cantidad de empleados que ha tenido la empresa de Jeff Bezos pasó de 17,000 a 798,000, según la propia compañía.

  • Los ingresos netos registrados por esta firma llegaron a los 280.52 MMDD, según información de Statista.

El Gran Confinamiento, nombre que se le ha dado al periodo de aislamiento social masivo que se está viviendo actualmente, ha tenido un efecto adverso en la economía global. Miles de negocios alrededor del mundo han tenido que cerrar sus puertas tanto para prevenir contagios como por la ausencia del consumidor; sin embargo, hay algunas compañías (las menos, por supuesto) que se han visto beneficiadas ante la cuarentena, como es el caso de Alibaba o Amazon, las cuales incrementaron el número de ventas, no obstante, esta última compañía enfrenta fuertes críticas en todo el mundo por las condiciones en las que tienen trabajando a sus empleados ante la pandemia.

En el caso particular de Amazon Francia, este marketplace ha tenido que suspender sus operaciones en sus almacenes ubicados en el país galo, los cuales permanecerán cerrados al menos hasta el miércoles de este semana, según dio a conocer la propia empresa, una vez que haya presentado su defensa ante la justicia francesa, mientras que los días que permanezcan cerrados lo centros de trabajo, sus colaboradores podrán cobrar el 100 por ciento de su sueldo.

El cierre de los almacenes de Amazon se dio a raíz de que un tribunal francés le solicitó que sólo se ciñera a realizar envíos de bienes de primera necesidad, hasta que realizara una revisión exhaustivas de las condiciones de seguridad en sus centros de trabajo.

No obstante, las quejas sobre falta de las condiciones adecuadas de trabajo que impidan un mayor número de contagios en los almacenes de Amazon no sólo se han focalizado en Francia, sino en varios países, como en Estados Unidos, donde varios trabajadores han decidido abandonar su puestos de trabajo. Ante la escalada en las quejas, la empresa decidió colocar cámaras térmicas en todos sus puestos de trabajo, de tal modo que se detecte a los colaboradores que tengan fiebre. No obstante, este método ha sido considerado poco efectivo, ya que la posible persona enferma ya habría entrado en contacto con otros colaboradores para ese momento en particular.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL