Una de las industrias que ha crecido de forma considerable, y ha hecho que México sea un país clave a nivel Latinoamérica, es el sector de lujo.

De acuerdo con datos de Euromonitor y Deloitte, el valor de mercado de esta industria en 2016 fue de 65,200 millones de pesos. Para 2017, estimaciones de ambas firmas pronosticaron un valor por encima de los 69 mil millones, y para el término de este año la suma podría elevarse hasta los 73,200 millones de dólares.

Entre las marcas de lujo de mayor relevancia para los consumidores en México en 2016, Ralph Lauren se ubicó en la primera posición con 28.3 por ciento de popularidad, seguida de Hugo Boss y Giorgo Armani, con 10.6 y 9.1 por ciento, respectivamente, según Statista.

Datos de Euromonitor, las categorías premium más vendidas en 2016 fueron las siguientes:

  • Zapatos:40%
  • Cosméticos y fragancias: 33%
  • Relojes y joyería: 21%
  • Bolsos: 15%

PDV, lugares estratégicos para concretar la compra

A pesar de que la venta de artículos de lujo también ha tenido un crecimiento importante, siendo para el target un canal de compra eficiente, los PDV no dejan de ser lugares estratégicos para estas marcas.

Y para que las tiendas físicas de marcas premium realmente surtan los efectos y resultados esperados, es necesario que se cuiden los siguientes elementos:

  • Ubicación estratégica del retailer: corners al interior de centros o plazas comerciales, en calles o avenidas de gran afluencia y en sitios donde el poder adquisitivo de los habitantes es bueno, son algunos de los factores que influyen para la selección y ubicación de retailers de marcas de lujo.
  • Presentación del personal: la pulcritud y formalidad en la manera de vestir del personal es otro punto clave dentro de la tienda, no sólo por cuestión de imagen y referencia con la marca, sino también para que el cliente se sienta cómodo al momento de estar en contacto con los empleados.
  • Visual merchandising: la presentación visual de un PDV de marcas premium es un factor clave para que, en primera instancia, se genere un interés en el cliente por acercarse; posteriormente ayudará a que el consumidor entre, mire el resto de los artículos, se sienta cómodo y comience a generar una conexión emocional con la marca, mediante los colores, iluminación, aromas, música, elementos decorativos, aparadores, entre otros.
  • Exhibición de las piezas: dentro de cada vitrina o escaparate, es preciso que las exhibición de piezas de joyería, calzado o perfumes esté organizada, limpia, iluminada y bien colocada, de modo que pueda ser apreciada por el cliente en su totalidad.
  • Higiene del PDV: al tratarse de una marca de lujo, es importante que se cuide la higiene y presentación de toda la tienda; de lo contrario, se podría poner en duda la calidad de los productos que ahí se venden.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL