El Proceso de Briefing consiste en aquellas instrucciones o indicaciones que el cliente dé al equipo creativo de una agencia sobre la naturaleza del trabajo que va a realizarse, los objetivos que persigue, el presupuesto designado y los plazos a cumplir.

Para que un cliente pueda tener mayor certeza de que el trabajo que solicitó será como lo quiere y tendrá éxito, es necesario que el nivel de detalle del brief sea muy bueno para que la agencia pueda realizar las tareas correspondientes y brindar resultados satisfactorios.

Sin embargo, durante el proceso del briefing es fácil perder de vista los objetivos originales del proyecto, por lo que volver a ellos ayudará a mantener la dirección del diseño y ejecución del trabajo de marketing solicitado. Cabe señalar que durante este proceso pueden suscitarse ciertos cambios, e incluso modificar por completo el brief, lo cual dependerá de los objetivos y pretensiones del cliente y del diálogo que éste entable con la agencia.

En cuanto a la información puntual que debe contener un brief destacan los propósitos u objetivos de la marca o cliente, público meta, puntos de venta y lugares para promocionar el producto y la inversión que se pretende destinar, pero si se desea tener un brief más específico, es necesario que contemples los siguientes elementos para que el trabajo conjunto entre cliente y agencia se dé, y los resultados sea mejores de los esperados.

Entender el posicionamiento del mercado

Dentro de un mercado, un producto puede ser líder, aspirante, de imitación una marca blanca o un producto de oferta. Por tanto, el posicionamiento de mercado y los objetivos del cliente dirigirán el desarrollo de la estrategia de marca y así llegar a los resultados ansiados.

Definir los objetivos

Esto, aunque a simple vista parece sencillo, fácil de determinar y un elemento básico que en todo brief debería estar, lo cierto es que diversas agencias se pueden encontrar con serias dificultades el brief carece de este elemento.

En este sentido es muy importante que todo brief tenga los objetivos bien definidos, ya que estos determinarán directamente los resultados deseados de la estrategia de comunicación y marketing. Ventaja competitiva e incluso la cuota de mercado son algunos de los datos que el brief y sus objetivos puede dar a una agencia   y en base a ello tomar decisiones en beneficio del cliente.

Crear un mensaje

Desarrollar un mensaje implica lo que el cliente quiere comunicar a través de su marca, que supondrá tanto la dirección como el tema central de la estrategia de marketing; es decir, con el mensaje claro la agencia podrá saber su su trabajo estará dirigido a medios ATL, BTL, si será una estrategia de marketing 360, digital, entre otras.

Argumento principal de la venta

Cuando se trata de un brief para packaging, este elemento se refiere a la principal ventaja o atractivo de un producto, aquello que lo diferencia de su competencia y qué forma el punto central para la estrategia de diseño y comunicación.

Para el público objetivo, la ventaja competitiva tiene que ser creíble, verosímil y debe centrarse en el coste, calidad, reputación, servicio, materiales y funcionalidad.

Acordar fechas clave de entrega

Sin duda uno de los puntos clave y necesarios en todo buen brief. El contar con fechas de entrega, tanto de entrega de capital por parte de la marca como delimitar con antelación los días en que la agencia dará resultados a su cliente evitará, entre otras cosas, que el trabajo se retrase, pérdidas económicas, malas relaciones entre cliente y agencia y un mal diseño de la estrategia de marketing.

Si todo sale en tiempo y forma, los beneficios para las marcas, agencias y consumidores serán visibles y tangibles.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL