En 2017, la inversión en estrategias de marketing Below The Line sumó 54 mil 220 millones de pesos, siendo las activaciones de marca la acción más popular para tener un contacto más cercano con el consumidor mexicano, según el Estudio Anual de Inversión en Below The Line 2017.

Además, las industrias que hicieron mayor uso de este tipo de estrategias fueron la de alimentos (68.5 por ciento), refrescos y bebidas (65 por ciento), bebidas alcohólicas (60.8 por ciento), automotriz (54.5 por ciento), tecnología (37.8 por ciento), entretenimiento (37.7 por ciento), farmacéutica (34.3 por ciento), servicios (25.3 por ciento), cosméticos (21 por ciento) y juguetes (20.3 por ciento), según el estudio realizado por el Departamento de Investigación de InformaBTL.

No obstante, algunas tendencias en el comportamiento de los consumidores supondrán un reto para las marcas y retailers. De acuerdo con un reporte de Internacional Retail Report (IRR), estas son las principales expectativas de los consumidores a nivel mundial en 2018.

A-commerce o automatización de compras

Se prevé que los consumidores, que cada vez dispondrán de menos tiempo, por tanto valorarán que ciertas experiencias en retail se externalicen a algoritmos y dispositivos inteligentes. Esto implica la automatización, entre otros, de la búsqueda, la negociación, la compra y la entrega.

Desarrollo asistido

Se sabe que los consumidores esperan que las marcas les enseñen cómo afrontar su día a día, les permitan externalizar tareas diarias o incluso les ayuden a descubrir sus motivaciones en la vida.

Compañeros virtuales

Además, los consumidores comienzan a darse cuenta de que es posible mantener una conversación significativa con entidades virtuales que les entretengan, eduquen, suban el ánimo o incluso sean sus amigos.

Productos adaptables

Según IRR, la clave está en ofrecer propuestas que se adapten a las necesidades, deseos y caprichos cambiantes de los consumidores, antes de que éstos acudan a la competencia.

Revolución de la transparencia

Por último, los consumidores comienzan a considerar la transparencia de las marcas como un factor elemental para confiar en ella.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL