La pandemia ha tenido un impacto definitivo en las industrias. Algunas muestran de inmediato cambios notorios a simple vista, aún más, sin retorno.

Pierde la belleza

Los ingresos en el mercado de belleza y cuidado personal ascenderían a 80 mil 448 millones de dólares en 2020, de acuerdo con Statista. Sin embargo, las proyecciones podrían ir a la baja, debido a que el segmento es uno de los más importados ante consumidores que no necesitan gastar en maquillaje que nadie va a ver en sus casas.

Este cambio puede parecer momentáneo, pero no lo es, al darse cuenta de que no es un articulo necesario y de que incluso puede haber efectos positivos en diversos aspectos de la vida de los consumidores con esta pausa en su consumo, así se quedará, con una disminución de artículos en la lista de compras definitiva, nuevos comportamientos de consumo en el área.

Fitness online

Ante el confinamiento, los clientes del sector finess cambiaron para siempre su interacción con los productos y servicios que contrataban. Para comenzar, los gimnasios cerrados terminaron por brindar un remplazo apenas aceptable con clases virtuales y una vez que el consumidor comprendió que ponía en riesgo su salud, determinó que el mejor camino eran clases online y videos, lo que una vez que pase la pandemia no cambiará, de acuerdo con un estudio de Mintel.

Los más beneficiados con los cambios son los vloggers dedicados a brindar videos de ejercicios con conocimiento y los proveedores de tapetes para yoga, pesas, cuerdas, y además todo el segmento de running, cada vez hay más corredores en las pistas.

Imagen: Bigstock

Lo health es lo de hoy

Lo saludable no solo incluye medicamentos y médicos, sino que la tendencia en este sector será predominante desde algunas tan básico como los alimentos, comida y bebidas saludables, la mayor parte de la población dejará de lado en mayor medida los refrescos, alcohol, comida chatarra, etcétera.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL