Cada industria en el mundo no se mantiene estática; las innovaciones al interior de cada sector económico, las nuevas tecnologías, economías emergentes y las necesidades del target, así como su modo de vida y formas de compra han hecho que cada industria, ahora, busque adecuarse lo antes posible y satisfacer la demanda de sus clientes.

Estimaciones de Deloitte y Planet Retail apuntan que para este año la ventas de retailers en México alcanzarán los 490,390 mdd, mientras que para 2018 esta cifra podría llegar hasta los 517,170 millones de dólares.

En el caso de los retailers esta situación no es diferente, por el contrario, cada marca de retail busca la manera de innovar, de estar en el gusto del shopper y ser líder entre sus competidores.

Para conseguir estas metas u objetivos, es necesario que tanto fabricantes como retailers pongan sobre la mesa sus propósitos, tengan bien determinadas sus metas, utilicen recursos que maximicen su presencia, procesos de gestión y logística en pro de elevar sus ventas pero algo más importante, que no pierdan de vista que el shopper es el centro de todo y será la razón principal para todo lo que hagan.

¿Qué retos deben afrontar los retailers a nivel mundial para este año? Karen Katz, nombrada en enero de 2017 presidenta del Consejo de Administración de la Fundación National Retail Federation (NRF) comenta, desde su perspectiva y como especialista en el tema, que las marcas de retail deben enfocarse en 3 factores clave que regirán el cambio de los minoristas en 2017.

Proliferación de nuevas tecnologías

Tanto para procesos internos como para la atención al cliente y brindarle una mejor experiencia de compra, el uso de nuevas tecnologías representa un área de oportunidad para los minoristas que buscan no sólo expandir y consolidar su presencia, sino además estar a la vanguardia, contar con los recursos necesarios para dar al shopper una experiencia en punto de venta y optimizar su funcionamiento y procesos internos.

Recurrir al uso de realidad aumentada, realidad virtual en inteligencia artificial es ya una innovación que podemos ver en grandes marcas de retail o e-tailers, pero hay algunos minoristas que aún no logran incluir este tipo de tecnologías. Sin embargo, especialistas coinciden en que, con el paso del tiempo, los puntos de venta lograrán incluir tecnología disruptiva en sus pasillos, bodegas y frente al shopper.

Datos de Transparency  Market Research y Statista indican que, durante 2016, el mercado de la Inteligencia Artificial generó ingresos mundiales por 260 mil millones de dólares, monto que para este 2017 se estima alcance los 354 mil millones de dólares. Y en cuanto a las ganancias por venta de artículos con realidad virtual, KZero estima que ara este año las ganancias llegue a los 5 mil 200n millones de dólares.

Contar con mentes ágiles

Cuando la presidenta del Consejo de Administración de la Fundación de NRF señala esto, se refiere a personal y líderes de equipos al interior de un retailer que tengan la capacidad de responder de forma inmediata, concreta, en beneficio de la tienda y el shopper, y también que sean capaces de reaccionar ante problemas o situaciones complejas.

Es por esto que contar con gente especializada en áreas estratégicas de un retailer como lo son Shopper Marketing, inventarios, Trade Marketing, piso de venta, atención al cliente, entre otras, es de vital importancia y deben contar con el personal adecuado y capacitado para llevar a cabo sus funciones de forma correcta, en beneficio del cliente, fabricantes y tienda.

Tener equipos de trabajo comprometidos, capacitados y con las herramientas tecnológicas y de conocimiento necesarias, el desempeño de tu retailer podrá afrontar retos y situaciones complicadas.

Adaptarse a las formas de compra  y consumo del shopper

La especialista de la NRF hizo énfasis en que tener presente que el shopper es el centro de todo dará la pauta para que los retailers emprendan estrategias de marketing adecuadas, usen la tecnología correcta y brinden al cliente lo que necesita, satisfagan sus necesidades más puntuales y vayan siempre un paso adelante.

El uso cada vez mayor de dispositivos móviles para comprar, ir y venir de un estilo de compra, iniciando en punto de venta y terminando en un smartphone una compra en línea, hace que el reto de adaptabilidad del retailer sea más necesario y también requiere de inversión y capacitación del personal.

La tecnología móvil vino a revolucionar la forma en cómo se consume contenido, pero también modificó la forma de adquirir.

Datos de IAB México y MilwardBrown indican que, durante 2016, 88 por ciento de los internautas en México cuentan con smartphone; de ellos un 81 por ciento se conecta a la red, y de esta cantidad, un 66 por ciento realizó compras online, aunque su decisión de compra puede iniciar en punto de venta o vicerversa, o quizá este en una tienda física, comprando a través de su teléfono inteligente.

Ante este dinamismo, los retailers necesitan estar atentos y actuar para ir a la par del shopper, no quedarse rezagados y responder eficazmente a sus demandas.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL