No discriminar es prácticamente una obligación que tienen tanto las marcas como los retailers, pues al final del día, son los consumidores finales, clientes y el mismo personal el que construye a la marca. Sin embargo, este es un tópico que algunas firmas todavía tienen que trabajar.

A continuación te presentamos tres ejemplos concretos donde el branding y la reputación de la marca mermó, como resultado de un acto de discriminación:

Coppel

La empresa Coppel emitió una disculpa pública, luego de que trabajadores de la tienda en Mololoa, Tepic fueron captados mientras mojaban a dos indigentes que estaban sentados fuera del punto de venta.

A pesar de ello, la Agencia Estatal de Investigación colocó sellos de clausura para asegurar el inmueble.

Al respecto, el gobernador del estado, Roberto Sandoval Castañeda, dijo a través de su cuenta de Facebook que se castigará la agresión cometida, y en especial la humillación contra la mujer, ya que no permitirán abusos hacia las féminas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL