Un punto de venta efectivo debe tener a disposición los productos que el shopper desea y necesita en el momento que hace su visita. La capacidad de tener un stock a la medida del cliente es fundamental para todos los retailers, ya que si no se cuenta con un surtido adecuado evidentemente el shopper visitará a la competencia.

Por tal motivo, es importante que los encargados del punto de venta, más allá de logra una buena exhibición deben cumplir el objetivo de llamar la atención del shopper, dado que la compra del cliente estará determinada por elementos que hacen su compra atractiva.

A continuación te decimos la forma de llevar esto a la práctica:

Material POP en la entrada

Como sabes, uno de los primeros contactos que tiene el shopper con una marca o un retailer es la entrada al punto de venta. Por tanto, es necesario utilizar material POP para comunicar que el producto se encuentra en aquel sitio; en dado caso, señalar y guiar al shopper al sitio donde se encuentra el producto en exhibición.

Promociones

Por otro lado, las promociones son una forma de incentivar el deseo de compra en los consumidores. Más allá de un precio atractivo considera comunicar la promoción en un material con la capacidad de hacer llamar la atención del shopper cuando pase cerca de la góndola donde se encuentra el producto. Aunado al punto anterior, señala la promoción en turno a través del material POP.

Packaging

Por último, otra forma de llamar la atención del shopper en el punto de venta es a través de producir intereses y, a la vez, estimular el deseo por adquirir un determinado producto. Esto se puede lograr por medio del envase de un producto o en su caso el embalaje de un grupo de productos que se encuentran en exhibición. Sin embargo, eso también se puede llevar a cabo a través de elementos visuales se comuniquen un aspecto de la marca, por ejemplo, las etiquetas o cajas que contengan los productos a la venta.