Aun con la interacción cada vez mayor en redes sociales entre las marcas y el target, los programas de lealtad siguen siendo una estrategia de marketing atractiva y efectiva para retener al cliente.

En términos generales, un Programa de Lealtad es una técnica mercadológica que tiene, como objetivos principales, capturar la atención de los clientes mediante el lanzamiento de promociones, ofertas o descuentos personalizados que tienen una fecha de inicio y término, mismos que buscan influir en los hábitos de consumo del target para elevar sus ventas.

Según Boston Consulting Group, los programas de lealtad hacen que un 25 por ciento de los clientes eleven su gasto promedio en punto de venta. 

Una característica a destacar de este tipo de marketing directo es que al momento de que un cliente se hace acreedor a un programa de lealtad, los beneficios que obtiene son de forma casi inmediata y tangible para el consumidor, lo que tiene un impacto directo en su modo de comprar, de ahí la importancia que tiene el desarrollo de este tipo de programas.

Pero esto no será posible si tu estrategia presenta ciertos errores o fallas en su diseño, lo que podría perjudicarte, en lugar de generar resultados positivos.

Ausencia de diálogo

Este fail está enfocado hacia la escasa o nula vinculación del cliente con la marca en cuestión; es decir, no aplicar encuestas, no contar con módulos de información donde el target pueda acudir para solicitar más información sobre beneficios y gratificaciones y no buscar recabar datos sobre atributos y estilo de vida del target harán que tu programa de lealtad no vaya por buen camino.

Disponer sólo de un medio o forma de pago

No todo el target suele pagar bajo el mismo formato; existen algunos que prefieren pagar con tarjeta, y otros con dinero en efectivo, pero si tu programa de lealtad se limita a recibir sólo un medio de pago, los consumidores restantes puede que no se vean lo suficientemente motivados para darle uso a tu programa.

Además, con esta limitante el cliente puede sentirse excluido o menos importante que el resto, lo cual no beneficia en nada a tu marca.

Uso escaso del Big Data

No se debe menospreciar lo que los número indiquen, por el contrario, contar con información estadística sobre tu target te será de gran utilidad al momento de desarrollar y ejecutar no sólo tu programa de lealtad, sino también el resto de estrategias mercadológicas.

No debes perder de vista que hacer uso de Big Data te trae tres principales beneficios: la misma comunicación para todos, mide el valor potencial de tu estrategia y te proporciona modelos predictivos sobre tus clientes.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL