De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (IMF), en Canadá hay poco más de 36 millones de personas de las cuales no todos tienen el privilegio de vivir bajo un techo y se ven obligados a vivir en la calle ya sea acompañados por otra persona o por sus mascotas y tienen que soportar temperaturas congelantes, por ello ONG’s han lanzado campañas de marketing social para ayudarles y darles un poco de calor.

Por ello, el refugio Fred Victor y la marca de ropa Higgins Would Be Proud decidieron unir fuerzas para hacer más llevadero el invierno canadiense a todos las personas que viven en la calle y que su única compañía es un perro, ya que tienen que pasar las noches en la calle porque no muchos refugios aceptan mascotas.

Ante esta situación, trabajadores de Fred Victor decidieron dar regalos sorpresas a los poco más de 500 homeless (personas sin hogar) que hay en Toronto, pero no sólo las personas fueron las afortunadas sino también sus compañeros fieles, quienes recibieron un suéter abrigador y una pelota de juegos.

Aquí te dejamos esta acción below the line que sin duda alguna hará reflexionar a más de uno respecto a lo afortunado que es al tener una vivienda y sobre todo ser amigo de un perro:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL