Algunos productos que recuerdo me gustaban mucho de pequeño, eran aquellos que lograban diferenciarse por su diseño o empaque del resto de los productos. Y es que cuando vendes algún producto, tienes que saber que el diseño, la forma y la intención de cómo fue construido tiene que ver mucho para que el cliente lo compre.

El mercado está saturado de productos que suelen competir por ganarse un lugar en la mente de los consumidores. Por eso el packaging creativo se ha convertido en una de las mejores formas de hacer que un artículo destaque por encima de los otros, consiguiendo no solo ser el más vistoso de los anaqueles, sino también cumplir su objetivo de ventas.

Pero ¿cómo es que un simple empaque creativo consigue esto? Muy sencillo: es que todo entra por los ojos, y al final a todos nos agrada una bonita apariencia (en todos los sentidos). Lo estético vende, y no es lo mismo tener un producto cualquiera en tus manos que uno cuya presentación ha sido pensada de forma original para sorprender.

Te dejamos una galería de diseños y packaging creativo

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL