A inicios del mes de julio, entraron en vigor los aranceles impuestos por Estados Unidos sobre bienes chinos con una valor de 34 mil millones de dólares.

China respondió de la misma manera, y de esta manera inició una ofensiva comercial. entre ambas potencias. El arancel del 25 por ciento de Estados Unidos aplicó a 818 productos procedentes de China pertenecientes a la industria aeroespacial, tecnologías de la información y comunicación, robótica, maquinaria, entre otros.

Pero, a pesar de este clima comercial, las ventas minoristas de junio registraron un crecimiento de 4.2 por ciento, según datos de National Retail Federation (NRF). De acuerdo con la NFR, esta cifra indica un panorama saludable, sin embargo, hace falta saber si el ritmo de gasto de los hogares estadounidenses actual impulsará las ventas en los próximos meses.

En el mes de junio los sectores minoristas clave de mercado estadounidense fueron: ventas en línea con un crecimiento de 7.3 por ciento, salud y cuidado personal con un crecimiento de 5.8 por ciento, tiendas de ropa y accesorios, 4.6 por ciento; tiendas de muebles, 4.4 por ciento; tiendas de comestibles y bebidas, 4.2 por ciento; tiendas de mercancías generales, 3.1 por ciento; materiales de construcción, 2.8 por ciento; tiendas de electrodomésticos, 1.6 por ciento y tiendas de artículos deportivos con un crecimiento de 3.7 por ciento.

Los países dependientes de EE.UU.

El reporte “China, Canadá y México, los países más dependientes de EE.UU.” publicado en Statista señala que los principales socios comerciales de EE. UU. fueron en 2017 Canadá y México, solo superados en volumen por los intercambios con China.

Datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos, muestran el valor de las importaciones en 2017 para EE.UU, China ocupó el primer lugar con 636 mil millones de dólares, seguido de Canadá con 582.4 mil millones de dólares; México, 557 MMDD; Japón, 204.2 MMDD; Alemania, 171.2 MMDD; Corea del Sur, 119.4 MMDD, entre otros.

La guerra comercial desatada por Donald Trump ha retrasado en varias ocasiones la renovación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con sus vecinos, e incluso se ha mencionado la posibilidad de sustituirlo por tratados bilaterales, de menor entidad.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL