La guerra comercial entre Estados Unidos y China ha generado que diversas registren un impacto negativo en sus operaciones.

Las tensiones entre ambas naciones han disminuido según avanzan las negociaciones para la eliminación de los aranceles anunciados por Estados Unidos. En julio de 2018 comenzaron con 34 mil millones de dólares, avanzando hasta mayo de 2019 en 200 mil millones de dólares gravados al 25 por parte de Estados Unidos, mientras que China lanzó aranceles por 60 mil millones de dólares gravados al final 25 por ciento en junio de este año.

El pasado jueves se informó que China Estados Unidos habían llegado a un acuerdo preliminar, luego de dos semanas de negociaciones. El anuncio fue realizado por el Ministerio de Comercio de Pekín, y horas después fue confirmado por la administración del gobierno estadounidense. No obstante, la firma del acuerdo no se realizó debido a que la cumbre de la APEC no se llevó a cabo debido a las protestas multitudinarias en Chile.

Este viernes el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo a periodistas estadounidenses que no ha acordado una revisión de todos los aranceles a China, a pesar de que las negociaciones previas han avanzado de manera favorable.

El presidente estadounidense señaló que si China quiere una revisión parcial de los aranceles, no los eliminará por completo. Esta afirmación de Trump rechaza la declaración de Gao Feng, portavoz del Ministerio de Comercio de China, al mencionar el pasado jueves que en las negociaciones “acordaron eliminar los aranceles adicionales de manera gradual”.

Los retailers siguen cayendo en el mercado estadounidense

La cadena de tiendas departamentales, Sears y Kmart anunciaron este viernes sus planes para cerrar 96 tiendas en Estados Unidos, como parte de su estrategia para optimizar sus operaciones.

En 2018, Toys “R” Us fue uno de los retailers más afectados al cerrar todas sus tiendas en Estados Unidos, ante un llamado “Apocalypse Retail”.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL