China.- Las protestas contra Japón continúan en el gigante asiático, por lo que Toyota y Nissan han comenzado a reducir la producción de automóviles. Los fabricantes han tenido dificultades para encontrar a las concesionarias que vendan sus productos.

Más notas en Reactivo:
La influencia latina en la decisión de marca norteamericana
3 de cada 10 latinos están en Social Media

La población no quiere comprar autos de manufactura japonesa porque tienen miedo que los protestantes ataquen sus autos.

Las manifestaciones de rechazo contra el país del sol naciente iniciaron la semana pasada en más de 180 ciudades chinas después de que Japón comprara un grupo de islas localizadas al Este del Mar chino a sus supuestos dueños, una familia japonesa.

Durante las protestas carros de origen japonés han sido dañados y negocios japoneses también han sido atacados, esto ha mermado las ventas de fabricantes como Nissan, Toyota y Mazda.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL