Salidas tarde del lugar de trabajo, delegación de una cantidad excesiva de funciones, falta de promoción y capacitación a los colaboradores, y en general condiciones laborales que perjudican la salud mental, emocional y física de los empleados, son algunos factores de influencia para que una persona desarrolle Síndrome de Burnout.

A finales de mayo de este año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció oficialmente esta condición como una enfermedad, la cual ya cuenta con el código QD85 que lo acredita como parte de su clasificación Internacional de Enfermedades.

También conocido como desgaste profesional, el Síndrome de Burnout se trata de un estado en el que la persona que lo presenta manifiesta síntomas como sensación de agotamiento crónica y prolongada, así como sentimientos negativos relacionados con el trabajo y una reducción en su rendimiento.

Te sugerimos: Síndrome de burnout ya es reconocido como enfermedad por la OMS.

¿Cómo evitar esta enfermedad?

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), entre sus países miembros, México tiene a los trabajadores que más tiempo trabajan durante la semana, aunque esto no se equipara con su desempeño, ya que son los menos productivos, siendo el estrés o dicho síndrome agentes que contribuyen a que los colaboradores padezcan diversas enfermedades.

Para evitar que se desarrolle el Síndrome de Burnout, a continuación se enlistan algunas medidas que se pueden aplicar.

  • Un artículo publicado en Harvard Business Review señala que debe forjarse un endomarketing, es decir, buenas prácticas al interior de la empresa, a fin de conocerse mejor, impulsar el compromiso de los trabajadores, reducir la rotación y atraer a nuevos talentos.
  • También señala que cada empleado y líder o jefe deben respetar su horario de trabajo y así impulsar un descanso en horarios convenientes.
  • Capacitar y hacer una delegación de funciones de tal manera que no se cargue más el trabajo con una sola persona o equipo y así no presionar aún más.
  • Evitar el uso de dispositivos móviles mientras se conversa con alguien, ya sea en el trabajo o fuera de la oficina.
  • Realizar alguna actividad o hobby, pues ayudará a despejar la mente de cuestiones laborales cuando ya no deben atenderse, además de que esto ayuda a reducir los niveles de estrés.
  • No descuidar la relaciones familiares o amistades.
  • Desconectarse del trabajo al llegar a casa, es decir, no abrir emails, evitar responder mensajes o llamadas de trabajo, a menos que se trate de alguna urgencia.
  • Establecer límites para no llevar el cuerpo y mente al límite, lo cual podría derivar en padecimientos aún más graves que pongan en riesgo la salud y la vida misma, según señala Universia.
  • Realizar una actividad física del agrado de cada persona, esto con la finalidad de que torne en un hábito.
  • Buscar otras opciones laborales, pues el síndrome de burnout también es un indicador de cuando una persona ya no está a gusto en su actual empleo, por lo que es mejor desistir y buscar otro.

Puedes consultar: Síndrome de Burnout y la Norma 035.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL