Hoy día, ponerse un tatuaje es socialmente más aceptado que antes, aunque todavía hay quienes mantienen sus reservas y lejos de vincularlos con una especie de arte corpóreo los relacionan incluso con algo muy kitsch. Sin embargo, hablando en términos publicitarios, ¿serías capaz de tatuarte el logo de alguna marca?

Más notas relacionadas con Marketing experiencial:
Vaso interactivo que revoluciona las experiencias en un bar
Experiencias inolvidables en tierra, agua y aire
¡Corre por tu vida! Una nueva forma de crear experiencias de marca

Confiado de que sus clientes accederían a tal proeza, Reebok diseñó una campaña artística en colaboración con la carrera de obstáculos brutales de Viking Tough en Suecia. El objetivo: que los valientes fans y seguidores de la marca se tatuaran el logo para que la recordaran por siempre.

Pero para ponerle dinamismo a la iniciativa, Reebok ofreció a patrocinios y premios a quienes se animaran a portar el logo de la marca en su cuerpo. Para ello, se instaló de forma pop up un estudio de tatuajes en el lugar donde se llevó a cabo la carrera vikinga.

Además se habilitó un sitio electrónico especial para que más gente se sume al reto de la marca. De acuerdo con la invitación hecha en este soporte digital, la marca ofreció un gimnasio como patrocinio, así como kits completos de fitness de Reebok.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL