Las plataformas de transporte privado como Cabify, DiDi o Uber son cada vez más populares en el mercado mexicano. Esto se debe a que la oferta que ofrecen estas apps es bastante conveniente para el consumidor, con solo un par de clics es posible tener un transporte para dirigirse a cualquier destino.

Sin embargo, la calidad y beneficios de este tipo de servicios se ha visto afectada debido a los casos de violencia que han surgido por conductores de dichas plataformas. Si bien, los casos conocidos han permitido a las compañías detectar fallas en sus sistemas, esto aún no se ha convertido en un factor principal para que el consumidor desista de usar tal servicio.

En México, se estima que el servicio de transporte privado es el más solicitado en línea por el consumidor digital. De acuerdo con el 15 ° Estudio sobre los Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2019 de Asociación de Internet Mx, este tipo de transporte cuenta con un 88 por ciento de la preferencia del consumidor mexicano que solicita transporte en línea, seguido del servicio de taxi (23 por ciento), bicicletas (9 por ciento), scooters (7 por ciento) y motocicletas eléctricas (2 por ciento).

Hablamos de un mercado bastante competido en México. En la Ciudad de México, hemos visto al sector del taxi manifestarse para que el Gobierno regule este tipo de aplicaciones, sin embargo, aún no han logrado conseguirlo.

Al respecto, organizaciones de taxistas en Puebla acordaron aplicar únicamente tarifas de 50 y 100 pesos a usuarios en la cuidad de Puebla. Con este programa de precios pretenden que el consumidor ahorre entre 30 a 40 pesos en relación con plataformas de transporte privado.

La organización Taxis Pac-Man es una de las que pretende aplicar la tarifa única en zonas como el Centro Histórico de Puebla, cobrando 50 pesos hasta ocho kilómetros, y cuando se rebase tal distancia, se cobrará 100 pesos.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL