¿Qué determina el éxito de una activación?

Una buena estrategia below the line, independientemente de cual se trate, debe estar dotada de altas dosis de creatividad, ingenio, innovación, debe ser disruptiva y sorprendente, y si hay una estrategia que cumple con estos requisitos es una activación.