¿Cómo hacer para que el consumidor sea feliz?

Una de las preguntas eje del Below the line es qué tienen que hacer las marcas para que los consumidores potenciales y clientes sean felices, para que ellos se sientan a gusto con ellas y con el servicio que reciben. La respuesta puede parecer muy complicada, pero para algunos mercadólogos como Raúl Oliva es muy fácil: hay que preguntarles directamente qué es lo que quieren.