Para diferenciarse de la icónica cadena de comida rápida, Taco Bell decidió crear una serie de anuncios en los que sugiere que McDonald’s promueve un régimen comunista al ofrecerles a los clientes sólo hamburguesas para desayunar.

Notas relacionadas:
McDonald’s personaliza sus hamburguesas en 4 pasos
Los clientes aman más que nunca a McDonald’s con esta promoción llena de amor
3 creativos y minimalistas billboards de McDonald’s

Así que con base en esta idea y con el objetivo de promocionar su nuevo biscuit taco, Taco Bell decidió declararle la guerra a la marca de hamburguesas en una serie de anuncios y en plataformas digitales. Incluso ha diseñado un website al que ha llamado Routine Republic para desarrollar su mensaje clave de manera más interactiva con los consumidores.

En los spots se muestra a un ejército de payasos, como parodia de los de McDonald’s, que vigilan a una gran masa a la que sólo le ofrecen un emparedado igual para desayunar. Pero, para salvar la situación aparecen dos héroes, un hombre y una mujer que son los Breakfast Defectors que escapan de esta dictadura para llegar a un lugar donde el desayuno es básicamente un biscuit taco.

La estrategia apunta a un storytelling creativo que se comunica sobre todo en redes sociales y en el sitio web. En definitiva, esta campaña recuerda los tiempos de dictaduras y a los libros de ciencia ficción Un mundo feliz o 1984.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL