El sismo nos quitó una oficina pero no la agencia

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Recién se dio a conocer la lista de los inmuebles que serán demolidos, tras el sismo del pasado 19 de septiembre, y aún falta el dictamen de otros tantos edificios y casas que sufrieron daños por este movimiento telúrico.

Recién se dio a conocer la lista de los inmuebles que serán demolidos, tras el sismo del pasado 19 de septiembre, y aún falta el dictamen de otros tantos edificios y casas que sufrieron daños por este movimiento telúrico.

En nuestro caso debo decirles que nos quedamos sin oficina, pero no sin agencia. Se los cuento porque justo hace unos días les anticipé nuestra intención de cambiar de lugar. Sin duda no fue como hubiese querido, no obstante, el temblor cambió el rumbo para todos, y confieso que el cambio más radical para la agencia que lidero fue el punch para hacer las cosas. Nos queríamos salir pero no de esta manera lo que si confieso es que el sismo nos sacó de nuestra zona de confort, nos íbamos al salir al tener los ingresos fijos para hacerlo, esta vez no quedó de otra más que irnos al frente y estoy seguro que mi historia no es la única sino de muchas empresas mexicanas que pasamos por lo mismo.

Esto fue todo un reto porque, así como el sismo unió al país y dejó ver la solidaridad en las calles, también puso en jaque a quienes perdimos una oficina o un hogar. De entrada, y para sorpresa de muchos, las rentas se elevaron, pues los arrendadores supieron hacer uso efectivo de la Ley de Oferta y Demanda.

Fue sorprendente cómo en un mismo lugar había tres o cuatro personas negociando con el dueño para convertirse en los próximos arrendatarios y en calidad de urgencia. Nosotros mismos habíamos cerrado aparentemente el trato para ocupar un bonito espacio en Moliere, y en cuestión de 30 minutos nos llamaron para decir que llegó otro con más dinero, aplicándonos la clásica: disculpe las molestias o gracias por participar, los inmuebles nos pusieron en pitch a las empresas para encontrar al mejor postor a través de la desesperación de tener ya un nuevo lugar.

Después de visitar más de 21 lugares en un par de días, encontramos un nuevo hogar, que por poco y nos lo gana un empresario que quería rentar el lugar para meter unas máquinas industriales para su imprenta.

Para fortuna nuestra, el nuevo arrendador es una persona justa y amable que respeto la negociación. Aún no les diré dónde estamos viviendo ahora, pues estamos poniendo nuestro toque al lugar.

Lo que sí puedo decirles es que pronto estará listo, y que después de esta difícil experiencia aprendimos que la grandeza de una agencia se mide por sus ideas y por su gente, no por el número de colaboradores o por el tamaño de la empresa.

Hoy día, la agencia existe gracias a eso y puedo decirles a las otras agencias que vivieron algo parecido que, con huevos, pasión y mucho trabajo todo es posible. No debemos olvidar que las agencias independientes tenemos más oportunidades y hay que saber aprovecharlas, en el contexto en el que se presenten.

A 9 años después de haber iniciado esta aventura, y de habernos mudado de oficina por cuarta vez, tenemos nuestro concepto de agencia; buscamos romper los formatos tradicionales para hacer publicidad que no parezca publicidad. No ha sido fácil, pero estamos en el camino. La vida te cambia la jugada de un momento a otro y la clave siempre está en tener una carta a cambio para darle la vuelta. Nunca atrás, siempre adelante con los huevos y las decisiones bien puestos. Los cambios deben ser para bien. Lo mejor está por venir.

 

 

 

Populares

Únete a InformaBTL

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de InformaBTL

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.