Nueva Zelanda.- Cada vez que la marca de la manzana lanza un nuevo dispositivo la gente espera por horas e incluso días afuera de la tienda para ser de los primeros en recibir el equipo; pasan frío, viento y hasta lluvia con tal de no perder su lugar en la fila.

Más notas sobre Mercadotecnia Interactiva:
Escribe como premio Nobel de Literatura con esta tipografía
Promocionan ‘Assassin’s Creed’ con obra de arte

Para el lanzamiento del Samsung Galaxy S4 en Nueva Zelanda, la marca surcoreana y la agencia BBDO quisieron que las filas para comprar el equipo fueran más inteligentes y tecnológicas que las de Apple; para un smartphone una “smart line”.

A través de una aplicación web, Samsung invitó a los usuarios a formarse en una fila virtual para ser de los primeros en comprar el nuevo Galaxy. No obstante, esta no era una fila normal, pues era posible avanzar varios lugares con el objetivo de mejorar la posición, para ello era necesario participar dentro de la conversación en social media sobre el nuevo teléfono, es decir entre más “Likes”, “Tweets” “Retweets” y “Comments” los usuarios podían rebasar al resto.

El día del lanzamiento la agencia montó un billboard que mostraba una fila virtual donde se veía el lugar de los primeros lugares y como avanzaban hasta la primera posición. Al final, alrededor de 12 mil personas participaron en la acción interactiva que sin duda superó cualquier fila de Apple y además creó una gran conversación en las redes sociales.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL