Una de las manera de llevar a cabo una campaña de promoción con la ayuda de estrategias Below The Line es el sampling. Los métodos y las formas de ejecutar este tipo de acciones han variado debido al impacto inminente de la tecnología.

Este factor es bastante notorio. Sin embargo, apoyar una estrategia de sampling con redes sociales puede llevar el impacto de una marca más allá del punto de venta.

En 2016, las marcas destinaron 5 mil 938 millones de pesos a estrategias de sampling en el punto de venta, según el Estudio de Inversión en BTL 2017 del Departamento de Investigación de InformaBTL. Entre las industrias que más utilizan este tipo de estrategia se encuentran: alimentos (68.5 por ciento), refrescos y bebidas (65 por ciento) y bebidas alcohólicas (60.8 por ciento).

Datos de Becore señalan que 81 por ciento de las personas que participaron en una activación mencionaron que lo hicieron porque querían una muestra de producto. Esto nos indica que esta acción puede activar el interés de un público por una determinada marca, por tanto es una de las estrategias más solidas para generar una brand experiencie, así como aumentar el engagement de una marca en un target.

Sandra Barrera, directora de GOC MAKEUP, en entrevista con InformaBTL, señaló que una estrategia BTL —como el sampling— debe tener como factor esencial la interacción. Es decir, si se va a llevar a cabo un muestreo de producto la acción debe enfocarse a conectar de una manera real con el consumidor.

“Es importante hacer algo que permita (al consumidor) interactuar con la marca, y que con esta interacción puedan conocer más acerca de ella, sus valores, las cosas que está aportando; que puedan conocer también el producto, y que pasen un rato divertido. Básicamente, que sea significativo el momento que estuvieron en contacto con la marca”, apuntó.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL