Jackie Fox una mujer de 62 años de edad y quien era originaria Alabama usó por varias décadas talco para bebés de Johnson & Johnson lo que le provocó cáncer de ovario llevándola a la muerte el año pasado y por ello esta empresa (una de las más grandes de productos de cuidado personal) tendrá que pagarle a la familia 72 millones de dólares.

En la demanda que la familia puso contra la marca destaca que la multinacional conocía de los riesgos de su producto, sin embargo no puso una etiqueta en la que alertara a sus consumidores y por ello un jurado la condenó a apagar dicha multa de la cual 10 millones de dólares es por daños personales y los restantes 62 millones por daños punitivos tras la muerte de la mujer.

Ante esta resolución judicial, Carol Goodrich, una portavoz de la empresa declaró a AP que el veredicto “va contra décadas de evidencia que prueban la seguridad del talco como ingrediente cosmético en muchos productos”.

Esta no es la primera vez que Johnson & Johnson se ve en problemas de este tipo pues en 2011, su rama farmacéutica tuvo que pagar 2 mil 200 millones de dólares por haber sobornado a vendedores de medicamentos y promocionar sus productos sin respetar las indicaciones médicas, de acuerdo con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

La resolución se tomó después de múltiples irregularidades en la estrategia de ventas y marketing de tres drogas anti-psicóticas: Risperdal, Invega y Natrecor, todas promocionadas de manera engañosa desde hace años.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL