El PDV es el lugar donde una marca pone a prueba la efectividad de las estrategias de marketing y BTL generadas, y específicamente el anaquel es el espacio que da ese momento de la verdad.

Ser parte de una sección dentro del anaquel de un retailer es una labor que no se consigue de la noche a la mañana. Solicitud para vender en cierto minorista, estándares de calidad, registros antes instituciones gubernamentales que avalen su solidez, visto bueno del establecimiento y la demanda del cliente, son sólo algunos requerimientos que el fabricante debe cumplir para ocupar un espacio en piso de venta.

Pero obtener dicho lugar no lo es todo; se necesita de una supervisión de producto para así garantizar la disponibilidad, fácil acceso del cliente hacia la mercancía, adecuada visibilidad y que la marca se note.

Para esto, los promotores son el mejor aliado de la marca. Datos de nuestro departamento de investigación señalan que durante 2016, la inversión destinada a promotoría fue de 538,374 pesos, además de que la presencia de una persona que represente al fabricante interviene en la decisión final de compra de 9.3 por ciento de los shoppers en México.

Ante dichas cifras, y la relevancia que un promotor tiene dentro del PDV, es preciso señalar 5 cosas que debe cuidar, supervisar y llevar registro de ellas en anaquel.

Precio comunicado

Importante que el promotor revise que los precios mostrados al público sean los establecidos previamente por fabricante y retailer, que sean fáciles de ubicar por el shopper, y sean competitivos con el resto de los productos de la categoría.

Mantener marca y nombre del producto al frente

Es fundamental que la persona representante de la marca que acuda a determinado PDV, se cerciore de que cada pieza de producto esté colocada con la marca y nombre hacia el frente para garantizar que el cliente verá sin problema su producto y sabrá de cuál se trata, sin que lo contrario afecte su competitividad en anaquel.

Cuidar que el espacio asignado esté lleno

Evitar un quiebre de stock es una de las funciones principales de todo promotor, ya que de tener espacios vacíos, sin limpieza y simplemente sin producto qué mostrar, será cuestión de segundos para que el shopper elija otra marca.

Darle un lugar especial a lanzamientos

Las estrategias BTL que se hacen para anunciar el lanzamiento de nuevos productos suelen ser con una inversión importante, además de un tiempo de planeación largo. Para hacer que todas ellas rindan frutos, es preciso que dentro del anaquel haya un lugar especial para los nuevos productos y así dar inicio a su efectiva rotación, para que en breve logre ser parte de un ticket de compra y se vuelva un producto popular entre los clientes.

Tomar fotografías de antes y después de su visita

Para dar cuenta del estado en que se encuentra el espacio asignado en anaquel, los promotores deben hacer un levantamiento fotográfico de cómo lo encontraron y cómo queda al retirarse del minorista. Esto ayudará a la marca a saber qué tan eficiente es su personal, si hay un buen acomodo de producto, entre otros puntos.

 

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL