Una de las estrategias estrella en PDV, tanto en México como en otros países, es el sampling, una técnica que permanece gracias a su efectividad.

De acuerdo con el Departamento de Investigación de InformaBTL, 11.5 por ciento de la inversión en below the line efectuada por diversas marcas el año pasado en México, fue destinada a estrategias en PDV, incluida el sampling.

Llevar a cabo este tipo de estrategia al interior de un minorista o club de precio, le permite a los fabricantes acercar su producto al cliente y ponerlo a su alcance.

Pero el sampling no sólo se limita a dar muestra de producto; está técnica va más allá de ofrecer una “probadita” de algo.

El promotor que lleve a cabo esta labor debe contar con determinada capacitación que le facilite estar en comunicación con el shopper, es decir, que sea capaz de esclarecer dudas sobre el producto, precio y ubicación del mismo, así como brindarle información relevante del alimento o bebida y motivar una compra.

¿Por qué considerar el sampling como estrategia efectiva?

Quizá para varias categorías el sampling no represente una opción viable, pero para otras como alimentos, bebidas, perecederos y todos aquellos productos que se utilicen para preparar platillos, el sampling es una manera efectiva de generar interés en el shopper y beneficiar a la marca.

Entre las razones del porqué se mantiene vigente y continúa siendo eficaz son las siguientes:

  1. Permite establecer un contacto con el target: al tener un promotor de la marca realizando sampling, este puede tener una mayor interacción con el cliente y mostrar el producto, ponerlo en sus manos y en su paladar.
  2. Facilita el conocimiento personal del producto y marca: con el sampling un fabricante permite que el shopper pueda estar en contacto directo con sus productos, que pueda degustarlos y así crear una familiaridad y gusto hacia el alimento o bebida.
  3. Motiva compras no planeadas: gracias a dicho contacto y la novedad que genera un nuevo producto, el shopper puede sentirse interesado en conocer más acerca de el, por lo que seguramente se acercará a probar y, si el promotor realiza bien su trabajo y el producto le agrada, puede ocasionar que en ese momento el cliente lo compre, aun cuando no lo tenía planeado.
  4. Despierta e gusto por categorías distintas: puede ser que algunas personas no suelan comprar artículos de cierta categoría, tal vez porque la desconocen o no tienen interés, situación que puede revertirse mediante un buen sampling en PDV. Con esta técnica, la marca puede animar al shopper a abrirse a nuevas categorías, sabores y gustos.
  5. Ofrece información adicional sobre productos: al tener un promotor bien capacitado, este podrá ofrecer información y datos relevantes al target sobre el producto que promociona, lo cual también influirá en su decisión de compra final o preferencia sobre cierto fabricante.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL