La aerolínea mexicana, Aeroméxico aceptará este jueves, junto a su socia estadounidense Delta Airlines los términos que estableció por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) para autorizar su alianza.

Las condiciones incluyen, entre otras, la cesión de ocho pares de slots, es decir horarios de aterrizaje y despegue, en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Las aerolíneas plantearon en 2015 la profundización de su alianza, valorada en mil 500 millones de dólares, para combinar frecuencias, precios y mercadotecnia.

La autorización ocurre luego de que el Senado de la República ratificó la semana pasada un acuerdo de transporte aéreo con Estados Unidos que busca aumentar la competencia y expandir el mercado de aviación transfronterizo, el segundo mayor del mundo.

Actualmente, Delta Airlines tiene ya 4.1% de Aeroméxico y puede comprar hasta el 12.7%. Delta y Aeroméxico buscarán expandir las oportunidades de operación e inversión en instalaciones aeroportuarias.

Por el momento las aerolíneas ofrecen más de cuatro mil vuelos semanales en código compartido, lo que representa más de 80 vuelos diarios ida y vuelta cruzando la frontera.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL