En 2010, más de 40 mil millones de pesos fueron destinados en México para agencias dedicadas a la promoción así­ como a programas POP (punto de venta) y promociones al consumidor, de acuerdo a la investigación de la revista Merca2.0. Esto representa un 15 por ciento más que el 2009 a estas actividades-llave para captar al consumidor.

Por Jorge E. Garcí­a Maldonado

Las empresas entienden que una buena promoción en el momento adecuado puede ser el principio de un romance con el consumidor que puede durar muchos años. Sin embargo, tomarle la temperatura al mercado tiene su ciencia, al respecto, Ignacio Famaní­a, socio fundador de la agencia ifahto, señala que realizar promociones obedecer a ciclos dentro de cada temporalidad del año: “Nosotros le llamamos waves (olas), tendencias o temporalidades en donde nuestros diferentes clientes aprovechan determinados periodos clave donde han detectado diferentes hábitos de consumo. Depende de la temporalidad se enfocan más en determinados productos y en ciertos periodos del año”.

Por su parte Antonio Ocaranza, director de Comunicación Corporativa para México y Centroamérica de Grupo Walmart, señala que los criterios que definen una campaña de seasonability o temporalidad dependen de varios factores: “Nuestras campañas varí­an mucho de formato en formato. Tenemos formatos como Suburbia que hace campañas ligadas a los cambios de temporada de ropa o por alguna ocasión de compra importante como vacaciones, cambios de estación o ventas de liquidación de mercancí­a.

Lee el artí­culo completo en al edición impresa de InformaBTL

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL