El marketing cuenta con una amplia variedad de conceptos que ayudan a definir y a dar dirección a una estrategia. Hay algunos que tienen una mayor relevancia que otros y que incluso llegan a permear en varios aspectos mercadotécnicos, como es el caso de la personalidad de marca, la cual se puede definir como la serie ce componentes conductuales y principalmente de comunicación relacionados a una determinada firma. Este concepto tiene gran relevancia en otros aspectos del marketing. ¿Cómo cuáles? En las siguientes líneas abordaremos algunos de los puntos más importantes sobre este tema.

Por supuesto, en la promoción, comprendida como la serie de acciones destinadas a recordar a una firma y a inclinar de decisión de compra hacia ella, la personalidad de marca es fundamental, puesto que tiene una incidencia directa en la comunicación que se genera sobre ella y además también tendrá una gran relevancia al momento de decidir que estrategias utilizar y de qué modo.

La identidad gráfica a otro de los aspectos en los que la personalidad de marca tiene una gran relevancia. La parte gráfica es el frente de la firma, lo que la gente ve a través de aspectos como el logo o sus colores institucionales, los cuales no son seleccionados al azar, sino que deben ser escogidos en función de la personalidad de la empresa, con la finalidad de ir en concordancia con otras acciones de marketing.

Las relaciones públicas , tanto internas como externas, deben ser realizada en función de este concepto. ¿Por qué? Esto se debe en gran medida porque ayuda a definir cuál es el tono de la comunicación, así como el mensaje que se busca brindar tanto al exterior como al interior de la compañía.

Es importante que las firmas guarden coherencia y congruencia entre su personalidad de marca, lo que expresan y las acciones que realiza. De este modo, es más probable conectar con la gente de un modo más directo y sincero.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL