Cómo se puede promocionar un café en medio de una estación del metro, fácil, provocando una epidemia de bostezos, al menos esa fue la técnica de publicidad que utilizó la marca brasileña Café Pelé.

Notas Relacionadas: 
Un mupi gripiento
Un mupi que funciona con la energía de las naranjas
Bloques de Lego invaden los mupis de las calles

La campaña consiste en la instalación de un mupi en la estación Sao Paulo, Brasil, el cual tiene un sensor de movimiento para detectar cuando una persona está parada frente a el y así reaccionar con un simple bostezo.

La cara de un hombre recrea el momento justo de un bostezo, provocando en quien lo vea una reacción similar que poco a poco va contagiándose entre todos los transeúntes, hasta volverla una “epidemia de bostezos”, como la calificó la marca.

Cuando se logró el objetivo, en el mupi se va la imagen del hombre para dejar paso a la frase, “Bostezaste también. Es la hora de un café”, acompañada de la imagen de una taza con el logotipo de la marca.

Para complementar esta campaña, Café Pelé aplicó una estrategia de experiential marketing, pues de la nada aparecen en la estación un par de chicas repartiendo muestras gratis del café, por lo que los asistentes se quedan con una grata experiencia sobre el producto.

Aquí te dejamos el vídeo de tan innovadora campaña:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL